Jose Antonio Wenzel “Correr tu primer majors no tiene comparación, pasas de la ansiedad, al nerviosismo y terminando con la felicidad de haberlo terminado”

Esto de correr un major es diferente, pero correr tu primer majors no tiene comparación, son muchas las sensaciones, desde la ansiedad pasando por el nerviosismo y terminando con la felicidad de haberlo terminado y si a esto le sumamos que viaje con un par de compañeros de equipo que nos complementamos muy bien hizo que este viaje sea redondo gane haciendo un maratón mas y gane un par de amigos que a la larga es mas importante.

Bueno ahora les cuento como se desarrollaron estos 5 días, el viaje fue tranquilo con escala en Houston para llegar a Chicago el día Viernes en la mañana, en el avión conocimos a otro corredor Patricio Ugarte donde conversamos parte del viaje contándome sus experiencias de otros maratones, luego viajamos desde el aeropuerto al hotel y un chileno que hacia de guía el aeropuerto nos ayudo a tomar el tren a la cuidad hasta ese momento todo bien hasta que llegamos al centro y empece a seguir a los guías Nico y Miguel , bueno eso nos debe haber tomado un par de horas dando vueltas, vueltas y mas vueltas, pero al final llegamos a mi hotel nos fuimos a almorzar porque ya era tarde y después  ellos se fueron al suyo, la idea era juntarnos después para ir a retirar el kit, pero lo haríamos corriendo y así hacer los minutos que nos habían dado para el día viernes, grave error nos perdimos otra vez……( era como la tónica del viaje)  pero al final llegamos al centro de convenciones, el cual era expedito y bien organizado no habían muchas tiendas pero si lo justo, con eso ya se podía uno dimensionar lo que era esta carrera y los nervios y la ansiedad empezaban a trabajar, después de eso a comer y al sobre cansado producto del viaje.

El sábado nos juntamos para recorrer un poco la cuidad y aprovechamos de hacer un reconocimiento del lugar de partida y la distancia que quedaba del hotel para ver a que hora saldríamos, después de eso a almorzar unas ricas pastas como correspondía y claro todo lleno por los corredores luego en la tarde a descansar un rato y juntarnos para comer y repasar los últimos temas antes de acostarse a esperar el gran día.

El domingo a las 06:00 am los pase a buscar desayunamos y nos fuimos caminando,  llegamos como a las 06:30 a la largada ( si la organización dice y recomienda a las 05:30 es por algo) bueno a las 07:00 estaba entregando mi morral de carrera y mi cabeza me decía en 30 minutos es la largada y no has entrado al corral , a las 7:05 estaba en el corral tratando de correr un poco para calentar , no hacia tanto frió porque estaba cayendo un poco de agua ya estaba todo dicho y conversado no había nada mas solo correr y aplicar lo entrenado, me puse al frente del corral lo que me valió salir 4 minutos después de la partida oficial y partimos apreté el botón de mi reloj y para mi sorpresa lo había programado mal y donde debía leer el ritmo se leía el tiempo, por supuesto me puse nervioso y tuve que pasar al baño en medio de la carrera salí y empece a apretar botones para ver que me mostraba  y nada me servia y de repente veo la frecuencia cardíaca y dije con esto me voy si llego a rojo me fundo así que me fui entre verde y naranjo sin saber a que ritmo estaba corriendo hasta que los primeros kilómetros me fue informando el ritmo entonces la idea era controlar el ritmo cardíaco en los niveles que me permitiera mantenerme sin cambios. En ese momento me acorde de un expositor en el segundo seminario de ViRun (Gonzalo Zapata) que hablo de disfrutar la carrera y la verdad es que llego un momento en que estaba corriendo a sensación y disfrutando,sentía la gente que estaba en  las calles alentándote y eso impresiona yo creo que el 80% de la carrera hay gente aplaudiendo y gritando pese a la lluvia y el viento que nos acompaño gran parte de la carrera. 

De la organización no se como serán las otras carreras pero esta se paso todo bien, hay espacio para correr, seguridad para los corredores, respeto del publico, puestos de agua por ambos lados, bien señalizado avisos en millas y en kilómetros detalles que hacen  mas amable la carrera sin contar el entorno que tiene la carrera pasar por el barrio chino y los parques es maravillo. 

En cuanto al circuito es plano pero cada pasada de un puente te lo encargo, deben haber unas 6 subidas cortas pero subidas y al final la gran subida cuando falta unos 600 metros para la meta, es pura cabeza y lo que queda de piernas, al cruzar la meta paro el reloj y veo mi tiempo debo haberme reído unos 500 metros disfrutando mi mejor tiempo y sin haber tenido dolor ni calambre, llegando con la mejor sensación post carrera que he tenido.

Luego me junte con mis compañeros y cada uno habíamos quedado contento con los tiempos y nos fuimos de vuelta al hotel caminando y pensando que tan grande seria la hamburguesa que pediríamos y así fue nos juntamos a almorzar y pedimos todo lo que se podía pedir, luego en la tarde salimos con Nico a un pequeño trote y volvimos para comer ahora y luego ponernos de acuerdo para la vuelta, la cual fue expedita y sin problemas también con escala en Houston.

En resumen maravillosa experiencia de viaje y de carrera es tan así que ya postule para el próximo año a Berlin ojalá quede y corra con la misma sensación que fue Chicago y que encuentre un par de amigo como Miguel y Nico será mucho mejor el viaje.

PD: Quiero saludar y agradecer ya que no lo hice en una publicación en FB a mi primer entrenador y amigo Rodrigo Obregón quien fue la persona que me ayudo los primeros años y me acompaño en bici en mi  primer maratón y con eso lo pude terminar Gracias a el y a los profesores que tengo ahora pude correr Chicago.-

Cherono revalida el título en el Maratón de Ámsterdam y Bekele tuvo que abandonar

El keniano Lawrence Cherono consiguió este domingo su segunda victoria consecutiva en el Maratón de Amsterdam y, con un tiempo de 2:04:05, volvió a batir el récord de la carrera holandesa, que tenía en 2:05:09.

Un parcial de 28:51 minutos entre los kilómetros 30 y 40 resultó inaccesible para los rivales de Cherono, que se situó cuarto en la lista mundial del año y duodécimo en el ránking de todos los tiempos.

Dos etíopes subieron al podio junto a Cherono: Mule Masihun, segundo con 2:04:37, y Solomon Deksisa, tercero con 2:04:40, ambos con marca personal.

El etíope Kenenisa Bekele se descolgó del grupo delantero en el km 31 y se retiró en el 38 cuando marchaba cuarto.

A destacar también el quinto puesto del turco de origen keniata Kaan Kigen Özbilen, con un crono de 2:06:24 que le sitúa tercero en la lista europea de todos los tiempos, aunque no es marca personal pues ya había corrido en 2:06:10 en el Maratón de Seúl de 2016 cuando aún era keniata.

La carrera femenina registró un triplete etíope. Tadelech Bekele repitió triunfo, esta vez con un registro de 2:23:07, por delante de sus compatriotas Shasho Insemu (2:23:13) y Azmera Gebru (2:23:31).

Atletas chilenos dominaron las principales distancias del Endurance Challenge 2018

Al triunfo de Emmanuel Salinas en los 160K, se sumó el primer lugar de Moisés Jiménez en los 80K.

  • Daniela Navarrete finalizó segunda en los 160K, mientras que Nicole Valenzuela terminó tercera en los 50K.

Los atletas chilenos destacaron en la décima edición del The North Face Endurance Challenge, con dos primeros lugares y presencia en los podios de las principales distancias.

Durante la madrugada, Emmanuel Salinas se convirtió en el ganador de los 160 kilómetros del luego de completar la distancia con un tiempo de 25 horas 08 minutos 04 segundos.

El segundo lugar de los 160 kilómetros fue para el trasandino Facundo Núñer (25:20:53) mientras que el tercero fue el chileno Sebastián Hurtado (25:55:52) completando el podio de la distancia mayor de la carrera de montaña más importante del país y que en su versión 2018 celebra su décimo aniversario.

En las mujeres, la atleta Daniela Navarrete finalizó en segundo lugar con un tiempo de 35:21:45, en la categoría donde se impuso la argentina Laura Gordiola, con un tiempo de 31 horas, 46 minutos y 16 segundos.

Moisés Jiménez se impuso en los 80K

Los 80K fueron para el destacado atleta chileno Moisés Jiménez. El coyhaiquino, que en septiembre finalizó entre los diez primeros de la carrera TDS en el Ultra Trail de Mont Blanc, dominó la carrera de principio a fin y obtuvo el primer lugar con un tiempo de 10:34:55. En segundo lugar llegó el colombiano Luis Ovalle, mientras que el nacional Joel Barra cerró el podio.

En las mujeres, la atleta estadounidense Hillary Allen no tuvo rivales y ganó la prueba con comodidad, cronometrando 11:52:07. Con este tiempo, Allen finalizó tercera en la general.

Peruanos dominaron los 50K

Los 50K fue prueba para los atletas peruanos. José Manuel Quispe se impuso en el primer lugar con un tiempo de 5:23:25 y cruzó la meta a las 10 de la mañana tras una exigente carrera por la pre cordillera de Santiago. Quispe derrotó por unos amplios 19 minutos a la leyenda y multicampeón de trail running, el canadiense Rob Kar, quién fue elegido el 2013 y 2014 como el mejor trail runner del mundo. Cerró el podio el peruano Miguel Huaycho.

En las mujeres, la peruana Rosalia Zegarra por segundo año consecutivo se quedó con el primer lugar con un tiempo de 7:26:30, seguida de Ana Giovanelli y la chilena Nicole Valenzuela. 

En su décima edición, la exigencia de la competencia fue tan alta que el estadounidense Dean Karnazes, considerado el mejor trail runner de todos los tiempos, debió abandonar la competencia. Un golpe en sus costillas impidió que el multicampeón terminara la ruta.   

La fiesta del Trail Running chileno

La competencia de Trail Running más exigente de Sudamérica celebra su décimo aniversario, por lo que en el Base Camp de la carrera –instalado en la Pista Atlética de San Carlos de Apoquindo- se realizará un entretenido panorama familiar, con food trucks, música en vivo, muros de escalada y juegos outdoor para niños. Para que toda la familia pueda venir a apoyar y acompañar a los corredores de las cinco distancias de la competencia: 160K, 80K, 50K, 21K y 10K.

Brasileños arrasaron en Spartan y se llevaron los primeros lugares

  • Cerca de tres mil competidores lo dieron todo enfrentando la carrera de obstáculos más famosa del mundo.
  • La cita fue en la Hacienda Santa Martina, donde los espartanos desafiaron 7k y 22 obstáculos de fuerza y destreza. Atletas elite, rostros mediáticos y niños disfrutaron de la adrenalínica competencia.

Los gritos de “aroo, aroo!” se escucharon desde temprano hoy en la Hacienda Santa Martina, en la comuna de Lo Barnechea, donde cerca de tres mil competidores llegaron a medir su fuerza y destreza en Spartan Chile 2018, la carrera de obstáculos más famosa del mundo, que en esta oportunidad ofreció la distancia Sprint, con 7 kilómetros de circuito y 22 obstáculos.

 

 

 

 

Los espartanos debieron enfrentar peso, trepar grandes estructuras, subir por cuerdas y atravesar por agua, entre otras dificultades, desde las 8 de la mañana, hora en que largaron los atletas elite. En la categoría masculina el ganador fue el brasileño Leonardo Meira, quien marcó un tiempo de 00:39:59, seguido por su compatriota Ronaldo Tomaz con un crono de 00:42:30, y el colombiano Cristian Rubio, quien demoró 00:43:39.

“La organización estuvo muy buena, diferente de otras pruebas que se hacen en Brasil y eso facilita mucho la participación del atleta”, comentó el carioca campeón de la jornada.

El podio femenino estuvo conformado por la brasileña Sul Rosa Da Silva, quien tardó 01:08:55 en completar el circuito, mientras que el segundo lugar fue para la chilena Simona Quintana con 01:09:43. La argentina Estefanía Payero se quedó con el tercer lugar, marcando 01:10:13.

 “La carrera es una prueba muy fuerte y estoy contenta, porque la hice muy bien”, dijo llena de alegría Sul Rosa. “Esta Spartan fue súper bien preparada, los obstáculos estaban muy bien instalados, muy seguros, y el circuito bien delimitado”, opinó Simona.

Como esta fecha Spartan fue designada Campeonato Sudamericano, los ganadores de esta competencia tienen la opción de clasificar al Mundial de Spartan, que se realizará en Grecia el 2019.

Para Christopher Pons, Country Manager de AsDeporte Chile, Perú y Argentina, productora a cargo del evento, el desarrollo del evento fue un éxito y los comentarios positivos de la gente se hicieron sentir. “Para nosotros ha sido un gran paso como productora realizar este primer evento en Chile, y eso lo notamos en los comentarios de los corredores, quienes valoraron muchísimo la presencia de estos nuevos obstáculos, que son ciento por ciento originales de Spartan traídos desde EE.UU. Tuvimos gran concurrencia y un día de muy buen clima”, comentó.

 

 

 

 

Algunos rostros también quisieron desafiar su resistencia en Spartan como la actriz Isidora Urrejola, el locutor Matías Vega y Lester Ramsan, comediante de Morandé con Compañía, y se lanzaron a la aventura. También llegó a la cita Gonzalo Egas, comentarista de artes marciales mixtas, pero no compitió ya que prefirió acompañar a Noah, su hijo con Wilma González, quien compitió en la categoría Kids, pensada en niños de 4 a 13 años de edad con circuitos de 800, 1600 y 3.300 metros.

Los ganadores infantiles de ambos sexos (de la categoría 12 a 13 años) ganaron automáticamente un cupo para participar en el Primer Mundial Spartan Kids de la historia, que se realizará en EE.UU. en noviembre de este año.

Chileno Emanuel Salinas fue el ganador de los 160K del Endurance Challenge 2018

  • El seleccionado nacional se quedó con la máxima categoría en la carrera del sendero más exigente de Sudamérica con un tiempo de  25 horas 08 minutos 04 segundos.
  • En las mujeres en tanto, el triunfo fue para la Argentina Laura Gordiola con un tiempo de 31 horas, 46 minutos y 16 segundos.

Emanuel Salinas se convirtió en el ganador de los 160 kilómetros del Desafío de Resistencia The North Face 2018, luego completó la distancia con un tiempo de 25 horas 08 minutos 04 segundos.

En el primer lugar, en el primer año, en la primera parte, en el año anterior, en la redacción, en la redacción. versión tenía un desnivel positivo de 9.457 metros.

Salinas aseguró que la mayor dificultad en la carrera fue el calor del día viernes, además de algunos requisitos para exigir un recorrido que incluía una buena parte de la precordillera metropolitana, atravesando cinco comunas capitalinas.

El segundo lugar de los 160 kilómetros fue para el trasandino Facundo Núñer (25:20:53) mientras que el tercero fue el chileno Sebastián Hurtado (25:55:52) completando el podio de la distancia mayor de la carrera de montaña más importante del país y que en su versión 2018 celebra su décimo aniversario.

En las mujeres en tanto, el triunfo fue para la argentina Laura Gordiola, con un tiempo de 31 horas, 46 minutos y 16 segundos.

Panorama para toda la familia

 

 

 

 

La competencia de Trail Running más exigente de Sudamérica celebra su décimo aniversario, lo que en el Base Camp de la carrera –instalado en la Pista Atlética de San Carlos de Apoquindo– se trata de un entretenido panorama familiar, con camiones de comida, música en vivo , muros de escalada y juegos al aire libre para niños. Para que toda la familia pueda venir a apoyar y acompañar a los corredores de las cinco distancias de la competencia: 160K, 80K, 50K, 21K y 10K.

Los principales corredores que animarán el Endurance Challenge 2018

  • Además de las figuras internacionales, atletas locales como Moisés Jiménez, Enzo Ferrari y Daniela Navarrete buscarán quedarse con la competencia de trail más importante de Sudamérica.
  • La carrera se realizará el 20 de octubre en cinco distancias: 10K, 21K, 50K, 80K y 160K.

Este sábado 20 de octubre se realizará una nueva versión del The North Face Endurance Challenge, la competencia de trail running más importante de Sudamérica y que este año celebra su décima edición.

Más de 1.700 corredores correrán por los cerros de Santiago buscando superar este desafío extremo. Entre ellos habrá tres leyendas del trail running: Dean Karnazes, Rob Krar y Hillary Allen, reconocidos entre los mejores atletas del mundo, a los que se suma un importante contingente de corredores nacionales y sudamericanos.

Los principales atletas de esta décima versión del Endurance Challenge son:

Dean Karnazes: es considerado el mejor ultra runner de todos los tiempos. Dominó durante décadas las principales competencias de fondo de todo el mundo. En 2006 acaparó todas las miradas cuando corrió 50 maratones en 50 días, en 50 estados diferentes de Estados Unidos, sin parar. Finalizando en la Maratón de Nueva York, la que finalizó en menos de tres horas. Ha recibido innumerables premios y reconocimientos por su carrera, incluyendo un premio Emmy, por uno de sus documentales.

Moisés Jiménez: el chileno fue el ganador de los 80K de la edición 2017. Viene de conseguir uno de los logros más grandes de su carrera al finalizar entre los diez primeros de la carrera TDS en el Ultra Trail de Mont Blanc, en septiembre.

Rob Krar: fue elegido el mejor ultra runner del mundo en 2013 y 2014, además de ganar en dos oportunidades la prestigiosa carrera de Western States en 2014 y 2015. Además, viene de ganar los 160K de la prestigiosa carrera Leadville Trail en Arizona, Estados Unidos. Logros que en 2012 eran impensados cuando se encontraba enfrentando una profunda depresión, la cual logró superar gracias al trail running.

Daniela Navarrete: es una de las mejores ultra runners de Chile. Ha tenido un 2018 plagado de éxitos y espera quedarse con el primer lugar de los 160K del Endurance Challenge, superando su segundo lugar del año pasado.

Hillary Allen: En 2016 se adjudicó prestigiosas carreras como Cortina Trail y Ultra Madeira, además de ser seleccionada del equipo de Ultra Trail de Estados Unidos. El año pasado sufrió un accidente que casi le cuesta la vida al caer por un barranco de 50 metros mientras participaba en una competencia de trail. Diez meses después del accidente, tras superar innumerables fracturas, volvería a competir, finalizando en el tercer lugar de la prestigiosa carrera de Transvulcania.

Enzo Ferrari: el ganador de los 160K en 2015, y coordinador de la selección chilena de Trail Running, viene de finalizar entre los 100 primeros lugares de la carrera TDS en el Ultra Trail de Mont Blanc. En esta edición del Endurance Challenge correrá los 80K.

Iazaldir Feitoza: es uno de los mejores atletas brasileños de la actualidad. En 2017 finalizó segundo en los 160K tras el argentino Gustavo Reyes y en esta edición buscará su revancha.

A ellos, se suman los ganadores de los 160K de la versión 2017, los argentinos Gustavo Reyes y Tanía Díaz, además de destacados atletas chilenos como Moisés Jiménez (ganador de los 80K del 2017), Enzo Ferrari (ganador de los 160K en 2016), Daniela Navarrete (segundo lugar en los 160 del año pasado) y Francisco Pino.

Los 10 años de la fiesta del Trail chileno

La competencia de Trail Running más exigente de Sudamérica se correrá en sus cinco distancias tradicionales: 10K, 21K, 50K, 80K y 160K; además de las categorías para niños implementadas el año pasado, Kids (8-11 años) y Junior (12-15 años).

Además de la competencia, en el Base Camp de la carrera –instalado en la Pista Atlética de San Carlos de Apoquindo- se realizará un entretenido panorama familiar, con food trucks, música en vivo, muros de escalada y juegos outdoor para niños.

Bekele amenaza a Cherono en el TCS Ámsterdam Marathon

El corredor etíope Kenenisa Bekele, correrá este domingo 21 de octubre el Maratón de Ámsterdam. El dueño de la tercera maratón más rápida de la historia en un campo con un récord válido, habiendo alcanzado un récord nacional de 2:03:03 para ganar la Maratón de Berlín 2016.

“Estamos increíblemente orgullosos de que Bekele se esté alineando al comienzo el domingo 21 de octubre. Bekele decidió correr en Amsterdam porque ha experimentado la organización experta del evento y sabe de primera mano que los atletas siempre son lo primero ” dijo el director de carrera Cees Pronk.

Bekele, que disputará su primer maratón en suelo holandés, se enfrentará a Lawrence Cherono, quien ganó el Maratón de Ámsterdam el año pasado en un récord de 2:05:09. Cherono también terminó un lugar detrás de Bekele en el Maratón de Londres de este año.

Cherono, que ha estado entrenando en Kaptagat en el condado de Eldoret “Me encanta entrenar en Kaptagat porque siempre me ha dado un buen ambiente para el entrenamiento, que a menudo se ha traducido en resultados positivos en todas las carreras en las que he participado. El lugar es fresco y el entrenamiento en el bosque me brinda las condiciones perfectas para prepararme para el maratón”, dijo el campeón defensor.

“Vamos a competir con Bekele, que tiene un tiempo más rápido entre los participantes, pero no le temo. Creo en mi entrenamiento y no me quedaré sin ganar la carrera “, agregó Cherono.

Cherono rompió el récord del curso de Maratón de Nueva York establecido por su compatriota Daniel Wanjiru en 2016, que registró dos horas, cinco minutos y 21 segundos, una vez que Cherono mejoró a 2:05:09 el año pasado.

Hoy comienzan las inscripciones para la lotería del Maratón de Berlín 2019

Desde hoy miércoles 17 de octubre hasta el miércoles 07 de noviembre de 2018, se realizarán las inscripciones para la próxima edición del Maratón de Berlín 2019 que tendrá lugar el 29 de septiembre de 2019.

Se le solicitará que envíe todos sus datos relevantes durante la fase de registro, incluida la información de su banco o tarjeta de crédito con permiso para cargar su cuenta (SOLAMENTE al ser seleccionado en el sorteo para participar). Su registro personal es vinculante. Si su nombre aparece, la tarifa del participante se reservará desde su cuenta. ¡No será posible transferir o cancelar su inscripción en la carrera después del registro y / o sorteo!

El valor de la inscripción es de 125 € por corredor.

Los resultados del sorteo se anunciarán por correo electrónico el 29 de noviembre de 2018 al 3 de diciembre de 2018.

El registro, como en oportunidades anteriores, se podrá realizar a través de las siguientes vías:

Como un equipo: 

Para el Maratón de Berlín 2019 se estarán ofreciendo cupos para equipos de máximo 3 personas, de modo que se puede registrar de forma individual o como un equipo, pero no en ambas.

Corredores que califican por tiempo:

Todos aquellos que hayan corrido en maratones certificados por AIMS en los últimos dos años (2017/2018) dentro de ciertos límites de tiempo y puedan demostrarlo con una lista de resultados o un certificado calificarán por un cupo garantizado una vez que las autoridades del Maratón de Berlín les realicen un examen.

  • Corredores hasta los 44 años (nacidos entre 2001 y 1975): menos de 2:45 horas
  • Corredor hasta 59 años (nacidos entre 1974 y 1960): menos de 2:55 horas
  • Corredores de 60 años (nacidos en 1959 y más): menos de 3:25 horas

Operadores Turísticos y Fundaciones de Caridad:

Como en ocasiones anteriores, tanto operadores turísticos alemanes como internacionales tienen un lugar garantizado. De este modo, se estarán ofreciendo cupos como parte de paquetes turísticos. Además, un número de cupos es reservado para las fundaciones de caridad que trabajan junto al maratón bajo el lema “Corriendo por una buena causa”. En conjunto con el programa de caridad RTL-“Spendenmarathon” de la televisora alemana, un total de 1.000 cupos estarán disponibles el 05 de Diciembre 2018.

Club de Jubilados: 

Aquellos corredores que han culminado el Maratón de Berlín al menos 10 veces podrán optar directamente por un cupo. Recibirán información a mediados de enero de 2019.

Más información sobre la inscripción en el sitio oficial del Maratón de Berlín.

Marco Bustamante “Maratón de Chicago, mi primer Majors”

Él atletismo en calle crea afición y pasión, prepararse para correr un maratón genera transformación. 
 
El domingo 7 de octubre siendo las 07:30 am junto a mis compañeros del club Santiago Runners, Boris Mauriz y Roberto Pinto largamos en una de las estaciones mundiales más sobrecogedoras que cualquier corredor del orbe puede experimentar, El Maratón de Chicago.
 
La características del circuito son un terreno plano y con grandes rectas, sumado al fervor de una ciudad que venera su maratón, A lo largo de los 29 barrios por el cual transita el maratonista, es testigo privilegiado de aquella devoción del público lo que se transforma en un combustible de ingente efecto anímico.
 
Respecto al clima Chicago es una ciudad situada al lado del lago Michigan por lo tanto la humedad es una variable que particularmente ese dia se hizo sentir con fuerza dada la lluvia antes y durante la carrera.
 
Comienza el Maratón y los primeros 10 kilómetros vamos junto a Boris Mauriz muy concentrados y aplicados en nuestro objetivo de hacer el recorrido en algo muy cercano a los 175 minutos y ojalá menos . Habíamos entrenado duro bajo la tutela de nuestro entrenador Isaac Baeza y sabíamos que la dosificación era la clave de la estrategia para lograrlo. Con esa consigna llegamos al cartel que indicaba la milla 13,1 el ecuador del maratón. Pasando en 87 minutos con 2 segundos muy alineados a lo establecido.
 
Deja de llover y nos sentimos muy bien volvemos a un epicentro de fervor del público y  damos inicio a la segunda parte La que suele ponerte de rodillas y sacar Lo mejor de ti para seguir .
 
Km 25 y aparece una expresion con todo el folclor chileno posible , es Monica la esposa de Roberto quien realizó un notable trabajo de corresponsal de noticias entregando la información en línea al club, recibo la arenga y comienzo a apurar sutilmente, así era la estrategia, sentía que había fuego en mi interior y me sentía muy fuerte aún , llega el km 30, me desprendo del público y me conecto solo con mi mente , llego a una especie de trance, sostengo un ritmo más rápido . Así llegó al km 38 llegan las molestias pero no me lo permito, el trance sigue siendo omnipresente en cada célula de mi cuerpo , km 40 aparece un calambre, el cual me frena pero no quiero darle importancia y sigo firme sosteniendo un ritmo, veo la Meta mi conexión ya es emocional observo el cronómetro de la organización 2:53, detengo mi reloj en 2:52:53, lloro sin parar , las personas  ovacionan y solo lloro , me encuentro con Boris. ( 2:54) nos abrazamos y la euforia nos apodera .
 
Al día siguiente sigue La euforia, leemos la estadística que 180 chilenos dieron batalla en Chicago y 14 de ellos sub3 un dato estadístico histórico como representación nacional en un Majors . (todo maratonista amateur sabe que ser sub3 es un sueño ) nos sentimos felices y paseamos por la ciudad junto a la medalla, la ciudad, sigue seducida por la fiesta deportiva , nos tratan como héroes, hacemos un Brindis junto a las luces de aquella impresionante ciudad que nos fascina y más aún su Maratón.

Christian Oros ” Mi noveno maratón… volver a correr el Maratón de Chicago”

Cuando decidí volver a Chicago y correr mi noveno maratón, mi objetivo dado el circuito era poder hacer mi mejor maratón (además de sacarme el mal rato que tuve en Berlin el año anterior donde llegué a la meta totalmente acalambrado y bajo mi objetivo). Chicago traía buenos recuerdos cuando lo había corrido el 2016. Plano, con mucha gente en las calles, y a pesar del viento, existe la posibilidad de que te toque un clima favorable. Ahora en la edición del 2018, tenía el gran aliciente de que mi esposa venía conmigo y buscaba correr su segundo maratón.

Desde que llegamos a la ciudad, las apps del clima nos venían diciendo, algo erráticas, que si o si, tendríamos algo de agua el día de la carrera. Incluso 8 horas antes, algunas nos arrojaron que habría una ventana sin agua. “Perfecto”, nos dijimos y nos fuimos a dormir. Días antes nos había tocado mucha lluvia que nos había impedido salir a correr con normalidad por la ciudad (En Berlin 2017 tuvimos lluvia los primeros 15 kms y fue una lata) y la humedad se hacía sentir, así que si había una ventana sin lluvia, el escenario era el mejor. Pero no fue así; la madrugada de la carrera llovió copiosamente y seguía lloviendo mientras desayunábamos. Con los amigos y partners del equipo MyTeam nos fuimos caminando con capuchas para el agua. Algunos con las zapatillas de recambio, otros, envolvieron sus zapatillas con bolsas. Siempre con la creencia de que las gotas pasarían. Craso error.

En lo personal, una vez que entramos a la zona de la carrera (toda la zona del Grant Park, me despedí de María Paz, mi mujer, diciéndole que la esperaría al llegar. Me fui a encajonar en el Corral B. Allí me encontré con mi gran amigo Hector Dinamarca del equipo Greyhound, y nos dábamos cuenta del nivel del Corral. Comentábamos: “Mira, la pinta del corral B, acá hay puros pro” y nos respondíamos al instante “dónde nos metimos, a darlo todo no más”. Se respiraba un ambiente increíble, sin lluvia y escuchando cuando anunciaban en la largada a Mo Farah o al japonés ganador de Boston-18; Kagawuchi. La ovación era increíble. Te sentías parte de una gran jornada.

Y partimos. Con mi coach Mauro Siefert habíamos ideado un plan de carera en bloques y donde la tranquilidad de cabeza sería la clave. Tal como anticipó Mauro, la partida fue muy rápida; decidí seguir la Blue Line y buscar mi ritmo a pulsaciones ya que no quería que el Garmin me engañara al comienzo dado los problemas conocidos de señal en Chicago. Ajusté a nivel de sensaciones y pulsaciones y el Garmin fue perdiendo precisión (y me haría confundir más adelante). Ya en el km3, con la gente alentando a mares, la lluvia volvió a aparecer junto con el viento. Era copiosa en algunos momentos pero también lograba refrescar lo suficiente. En el km12, hice un análisis de tiempo y revisión de piernas e íbamos de acuerdo al plan (el patudo iba metido con el grupo del pacer de 3:10) a pesar de que la lluvia no nos soltaba. Aprovechaba de observar las calles y la gente que alentaba. Simplemente impresionante, algunos empapados, otros abrigados, pero nunca hubo un espacio vacío. Grandes y chicos alentaban con todo a tu paso. Llegó el km20 y volvimos a entrar al centro de la ciudad, a la zona del Loop, me sentía con piernas (había hecho un bloque rápido entre el 11 y el 20); el Garmin me iba diciendo un tiempo medio de 4:27 pero las sensaciones no se ajustaban. Me comenzaba a preguntar; ¿me habré ido muy rápido? Chequeaba los otros indicadores del Garmin y sus lecturas eran disímiles. Es en ese contexto en que comienza la segunda parte del maratón; vuelves a salir del Loop de Chicago y enfilas hacia el oeste de la ciudad (en dirección al estadio de los Chicago Bulls).

Por el KM 25, en una zona de muchas carpas de equipos y charities, me encuentro con un chileno (parece que de Rancsport) y le comento “pucha que nos tocó duro el clima”. Nueva revisión. Iba ok con los geles (alternando normales y con cafeína) además de las pastillas de Sal. Km30 y el Garmin me decía 4:29. Algo no calza; ya me sentía algo más pesado. Me tomé los tubos de magnesio y aminoácidos (la reserva estratégica que llevaba de la marca Sponser) en medio de una lluvia que no paraba y el viento no soltaba. Es en ese momento me pasa el pacer de 3:15 y ahí me di cuenta que estaba perdiendo velocidad; más encima en ese momento se me desabrocha la zapatilla lo que obliga a parar y esa retomada de ritmo fue compleja. Las piernas no están tan frescas y ahí es donde hay que poner concentración y no decaer. En un momento quería frenar y tomar aire en un puesto de agua pero me dije “quien manda aquí soy yo” y logré dominar esa sensación de fatiga que te manda la cabeza.

Fuimos pasando por los barrios latinos, luego la Universidad de Chicago, un puente y llegamos al famoso arco del Barrio Chino. Más adelante, en un cruce sobre nivel había un tipo con un cartel que decía: “solo te quedan 5 kms”. Trataba de transformarlo y llevarlo mentalmente a un giro del control que hacemos con el club en Ciudad Empresarial para hacerlo más simple mentalmente. Llega el Km 38.5 y la famosa recta eterna. Apuraba y bajaba, sin sensación de calambres (cómo lo sufrí el 2017 en Berlín). Ya no pescaba el Garmin; me decía que iba muy rápido, cuando iba algo más lento del plan. Engaño total!! (luego vería que el km 20 me lo marcó a 3:00; lo que literalmente me fregó el promedio). Los del Corral C me comenzaban a pasar, aunque quedaban pocas piernas la peleaba igual y volvía a apretar; miraba de reojo a cada rato hacia adelante esperando la última curva en subida con la ansiedad de girar y darle con todo. Me decía: “En Berlin no fuiste capaz de sprintear al final por los calambres, aquí la hacemos Oros!!!”

Llega el famoso cartel que te dice que quedan 800 metros. Eternos! Pero la campanitas, aplausos y la gente gritaban como si fueras el mismo Mo Farah. Subida final (que no es tanta, pero con 41.8 kms en las piernas se siente como la subida de La Pirámide). En ese momento visualicé mi crono de llegada. Me fui sonriendo. Aunque quedaría 1 minuto bajo mi objetivo mental del maratón, me sentía que la batalla había sido dura y con condiciones climáticas complejas. Crucé en 3:20:45 con los brazos arriba! 8 minutos más rápidos que Berlin 2017 y bajando mi PB de 3:25:30 que había registrado el 2016 aquí mismo. Apenas cruzas la meta, los voluntarios no paran de aplaudir y entregarte mensajes de felicitaciones y orgullo. Me pasaron mi medalla y es en ese momento te emocionas. No en vano, recuerdas los entrenamientos, los sacrificios, pero por sobre todo, a mis hijas que sabía que estaban muy pendientes desde Chile junto con nuestras familias que apoyan a mil estas locuras.

Llegué a la zona de recuperación y me cambié ropa al instante. Estilaba. Ahí comenzaba la otra etapa de esta aventura. Cómo irá María Pazi? No me quedaría tranquilo hasta que llegara. Saqué el teléfono y comencé a trackearla y en esos instantes me llegaban mensajes de ella con audios de “voy complicada, voy con frío”. Ahí le mandaba mensajes de audio con gritos de aliento. En este me encuentro con mi amigo Hector Dinamarca que se había mandando flor de carrera y también se fue sumando a los audios motivacionales. Pasaba el tiempo, no me quedaba batería y con los grandes partners de MyTeam que iban llegando al punto de reunión que habíamos acordado íbamos siguiendo a María Paz. Finalmente, todos gritaron cuando el app marcó que había cruzado la meta. Una grande! Pasaron varios minutos y finalmente nos encontramos y fundimos en un gran abrazo. Todos los del equipo esperamos hasta el final por el último de los nuestros. Grande MyTeam.

Se cumplieron objetivos? Si, un par; otros definitivamente no. Lo bonito de este deporte, es que te permite visualizar donde están las brechas y poder seguir mejorando en la búsqueda de nuevos límites. Agradecimientos a nuestro head coach Mauro Siefert que cree ciegamente en cada uno y te transmite confianza en tus capacidades. La Sofi Baeza nuestra coach de running y preparadora física; el tremendo equipo de #MyTeam donde logras no sólo entrenar por tus objetivos sino ser parte de una comunidad de amigos; nuestras familias que apañan y cuidan del clan infantil para que podamos viajar y correr. Luis Ibañez y Claudio Marquez que se encargaron de sacarme una lesión en el tobillo que me tuvo en vilo hasta poco antes del maratón, la Fran Hernández (Franutrisport) mi nutricionista, mi equipo de trabajo de Kawésqar Lab por lo apañadores, y en especial mis amigos y compañeros de ruta en maratones: Pedro, Hector, Antonio y Roberto.

El maratón es una historia única, se escribe y re-escribe cada vez que corres una (ya van 9); permiten registrar emociones, sensaciones y sobre todo aprendizajes. Las pirámides egipcias para llegar a ser triangulares partieron siendo unas mastabas (construcciones rectangulares) puestas unas arriba de la otras. Sigamos perfeccionando y entrenando, que este libro sobre maratones recién ha terminado sus primeros capítulos. Vamos por más! Próximo desafío….una gran deuda pendiente que en dos ocasiones ha sido un dolor de cabeza y que buscaré el ansiado sub 3.10; mi propósito es volver a correr, por tercera vez, el Maratón de Berlin el 2019.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search