Carlos Zbinden “Me decían, no te preocupes, la primera semana tendrás, uno o dos, tal vez cinco en funcional… el primer día llegaron 20”

Conversamos con Carlos Zbinden, ex atleta, especialista en los 400 metros con vallas, quien participo en los Juegos Olimpicos de Sidney 2000, quien aun mantiene un record nacional y hoy se desempeña como Coach en Adidas Runners, preparando a los runners en los entrenamientos funcionales.

¿Cómo llegaste a ser coach de Adidas Runnes?

Cuando era atleta, Adidas se fijó en mí y me auspicio. Siempre tuvimos una relación con Adidas, a veces más lejana y otras más cercana, pero siempre tuvimos vinculados. El año antepasado, Osvaldo Calderon, me llamo para que hiciéramos running con las personas que trabajan en Adidas. Al mes después, comenzamos a hacer funcional con ellos también.

Cuando nace Adidas Runners internacional, Osvaldo, nuevamente me llamo a mí, para que yo me hiciera cargo del funcional de este proyecto y yo como fanático de Adidas, acepte y ya llevamos un mes con Adidas Runners y ha funcionado súper bien. Y a pesar que pensamos en un minuto que iban a llegar pocas personas a hacer funcional, ha sido un éxito, porque no bajamos de 20 personas por sesión.

¿Incluyen los runners el fortalecimiento en sus entrenamientos?

Yo creo que hay un poco más de educación entre los runners y hay conciencia que uno debe estar preparado para poder correr bien, si tu solamente llegas a correr, lo más seguro que las lesiones, se empiecen a sumar, tobillo, rodilla, cadera, entonces teniendo una buena musculatura, se están dando cuenta que van a mejorar su rendimiento corriendo.

Nosotros como entrenadores también y sobre todo Jenny y Steve, también aconsejan a los runners y eso es importante, porque ellos cuando ven a alguien que solo esta corriendo, les dicen “tu deberías hacer una semana funcional”, entonces se traspasan corredores a mi clase y yo también, aconsejo a mis alumnos a que hagan running.

¿El entrenamiento funcional tiene una orientación especial para corredores?

Sin duda, son clase especiales para corredores, estoy trabajando mucho tobillo, mucha cadera, lumbares y bastantes abdominales. Trabajo brazos, pero en movimiento y no tanto solo muscular. Trabajamos hombros, pecho, lumbar, elevar pierna, que muchos me dicen para que elevar piernas, porque psoas iliacos trabaja cuando corres y si no los entrenas te va a costar. Y son dinámicos los entrenamientos, no es como un gimnasio que estas metido en una maquina todo el rato, acá la gente se entretiene.

¿Qué día son los entrenamientos funcionales?

En todos los entrenamientos hay clases funcional, el martes, jueves y las dos clases el domingo y son todas distintas. Cuando uno ha practicado, has sido atleta y has estudiado y haces cursos, puedes tener una variedad gigante de ejercicios que trabajan el mismo músculo, pero de distinta forma. Se van cambiando los ejercicios, siendo que el objetivo principal siempre va a ser que el centro de tu cuerpo este muy fortalecido y que tus piernas y brazos también sean activados con el ejercicio.

¿Los lesionados también tienen un espacio en tu clase?

Eso es muy importante, porque al final, su metabolismo no se va a disminuir porque no corren, va a seguir haciendo movimiento porque están haciendo trabajo funcional que al final los va a preparar para volver a correr sin ningún problema. Cuando llega un lesionado, le vamos preguntando y lo vamos orientando en que ejercicios le conviene hacer y cual no, cambiarlo por otro. Lo importante del grupo es que tenemos buena comunicación, los tres entrenadores hablamos harto, yo durante el entrenamiento también voy hablando con quienes están entrenando y les voy preguntando como se sienten y dependiendo del físico de cada persona, que se vaya adaptando a cada ejercicio.

¿Han estado a full capacidad en todas las clases?

Yo creo que aparte de tener una muy buena convocatoria por parte de Adidas, a la gente igual le gusto. Hemos tenido persona que después de las carreras vienen a hacer funcional o running. En ese sentido, la comunidad va rotando, pero van conversando, se hacen grupos y se hace entretenido. La comunicación entre los participantes también, es tan buen, que se juntan como grupos a entrenar y de otros grupos de running que no son de Adidas, igual llegan y eso al final es bueno, porque se entiende que es una comunidad y no un club.

¿Cómo es la relación de los tres coach a cargo de los entrenamientos?

Aunque no lo crean, como somos ex atletas y una es atleta aun, tenemos una visión hacia el deporte súper parecida. Somos de distintas disciplinas, Jenny es fondista, Steve es medio fondista y yo soy velocista largo, pero nos complementamos muy bien, nuestra orientación o estilos de entrenamientos son parecidos, entonces, cuando nos juntamos a conversar sobre el entrenamiento, siempre tenemos puntos que se entrelazan y que logran avanzar y hacer entrenamientos más entretenidos.

¿Queda la sensación que a veces faltan cupos para los entrenamientos?

Si. En el mediano plazo, según lo que nos informaron, se van a empezar a abrir nuevos días de entrenamiento, como abran más días, abran más cupos. Si son 50 todos los días, vamos a tener 50 mas por semana. La idea, es más adelante, ampliar los cupos diarios, pero queremos mantener un buen manejo de los grupos, por lo que la idea es que sea un aumento paulatino de asistentes.

¿Cuál es tu evaluación de este primer mes de entrenamiento?

Para mí, sorpresivamente bueno. Porque en un momento pensábamos en las reuniones, 3 o 4 meses antes, viendo cómo se iban a hacer los entrenamientos, donde siempre me decían a mí, que yo iba a tener menos gente en los entrenamientos “piensa que la primera semana tendrás, uno o dos, tal vez cinco funcional” “No te preocupes, esto después va a mejorar” y yo como que ya me había preparado y como yo soy muy proactivo, como me trate de convencerme que tendría poca gente, pero igual planifique y pedí los materiales para 20 personas y el primer día llegaron 20, así que muy contento. Nos comunicamos muy bien con Osvaldo, quien nos juntó y con los otros coach, hemos logrado coordinarnos súper bien, para que esto avance y que cada día sea mejor y mucho más entretenido para todos. 

¿Cuánto dinero se llevará Kipchoge si gana el Maratón de Berlín?

Mucho nos preguntamos cuánto ganan los mejores maratonianos del mundo en pruebas como el Maratón de Berlín, donde la nómina de participantes es tremenda cada año. Pero además de la gloria de entrar en el palmarés de una de estas pruebas también optan a unos muy buenos premios.

Este año, Eliud Kipchoge competira en el Maratón de Berlín, donde, en caso de ganar se embolsará 40.000 Euros, a los que se podrían sumar 30.000 Euros por bajar de 2:04:00 y 50.000 Euros más en caso de superar el récord del mundo.  Esto quiere decir, que podría llegar a embolsarse 120.000 Euros a los que habría que sumarse las primas personales con su marca deportiva que le patrocina y el fijo por participar en la prueba berlinesa, que asciende a 300.000 Euros.

Steve Mwangi ” Nunca disfrute mi país como lo hice en el primer viaje de Experiencia Kenia”

Conversamos con Steve Mwangi, conocido entrenador de Adidas Runners, nacido en Nyahururu, Kenia y residente en Chile desde 2005, quien esta desarrollando su proyecto llamado Experiencia Kenia, para que los corredores chilenos tengan la oportunidad de conocer y entrenar con los corredores mas rápidos del mundo.

¿Como nace Experiencia Kenia? 

Nació en una conversación con amigos, hablando que cuando uno termina de correr los majors o varios maratones, ¿Que puedes hacer? Se puede hacer trail, triatlon… pero que mas puedes hacer. Es ahí, cuando una persona dice, yo conozco a una persona en Europa que esta llevando gente a conocer y correr en Kenia, para entrenar y conocer como entrenan los keniatas y ahí me preguntaron si yo podía hacer algo como eso.

Estuve dos años, sacando la vuelta, hasta que en 2016, comencé a preparar la pagina, organizar el programa y ahora va por su segundo viaje y con la idea de hacerlo todos los años.

¿Como organizaste el itinerario?

Bueno, este viaje hay que aprovecharlo, porque es un viaje exclusivo. Viajar a Africa, no es un destino al que uno va habitualmente y uno necesita invertir. Por eso, uno no puede ir por 3 días o 4 días. La idea es aprovechar, estar en Kenia, conocer que comen los keniatas, ver como entrenan, como duermen, que hacen, porque son rápidos, entonces se requiere un poco mas de tiempo. 

A parte de las actividades de running, tenemos otras actividades, porque Kenia es un destino especial, para hacer Safaris. El viaje viaje es de 13 días y tiene algunos entrenamientos guiados por mi y visitas a safaris por la tarde.

Estamos haciendo contacto para ver si nos podemos encontrar con Kipsang, Vivian Cheruiyot o algún otro campeón. El año pasado compartimos con Mary Keitany, que tiene el record vigente de maraton con 2:17:01.

El viaje concluye con la participación en el Maraton de Nairobi, que es plano, no tiene nada de subidas. Se corre muy temprano a las 06:30 hrs. y tiene una temperatura agradable de como 18 grados. Y quienes viajen, pueden participar en las distancias de 10K, medio maratón y maratón. 

¿Para quienes esta orientado el viaje?

Acá no importa el nivel que tengas para correr, si corres a un ritmo de 4 o de 6 el kilómetro, o si corres distancias de 10K o 42K, puede ir cualquier persona, incluso personas que no corran y que acompañen a los corredores, esposas e hijos, ya que el viaje incluye actividades como safaris y otras visitas. 

¿Como fue el primer viajes de Experiencia Kenia?

Yo nunca disfrute mi país, como lo hice el año pasado con ese primer grupo. Lo que me llamo la atención, que el día cuando terminamos Experiencia Kenia, se noto una tristeza en el grupo, porque el viaje fue muy intenso, los 12 días se nos paso muy rápido, lo pasamos muy bien, y algunos ya piensan en volver en el futuro.

 

 

 

 

 

¿Como y hasta cuando se puede inscribir para el viaje?

La última fecha para inscribirse es hasta el 30 de agosto, siempre que aun quede alguno de los cupos, que son limitados. Se puede pagar en 3 cheques, el primero al reservar y los próximos a 30 y 60 días. El programa solo incluye la estadía, pero existe un convenio con Air France y podemos comprar todos juntos y conseguir mejores condiciones.

¿Que necesitas para viajar?

Pasaporte al día y la visa que se compra al llegar al aeropuerto y tiene un costo de USD 50. Ademas, tiene que tener la vacuna de la fiebre amarilla, obligatorio, la cual se debe poner mínimo 10 días antes. También, es recomendable comprar medicamento para la malaria, la cual se comienza a tomas dos semanas antes de viajar. 

En términos de equipaje, la tarde se hace fresco en Kenia, por lo que hay que llevar un poco de ropa gruesa, y mucha ropa de entrenamiento, ya que en Kenia se entrena en tierra, el cemento lo usamos solo para competir. 

Programa:

19OCT: Llegada a Nairobi y traslado a Hotel After 40 www.after40hotel.com

20OCT: Nairobi. Viaje en la tarde a Nakuru vía Lago Naivasha National Park (reserva de animales) Paseo en bote en Lago Naivasha, cerca de hipopótamos y distintas especies de aves. Noche en Nakuru.

21OCT: Nakuru En la mañana, viaje a Iten a hotel Kerio View www.kerioview.com Tarde, trote de soltura desde el hotel, para aclimatar el cuerpo a la altura, 2.800 mts

22OCT: Iten. Trote matutino y visita a St. Patricks Iten High School, colegio de donde salieron los mejores campeones del mundo

23OCT: Iten. Entrenamiento en una de las más famosas pistas de Iten (Kamariny o Chepkoilel Stadium)

24OCT: Iten .Trote matutino y encuentro con atletas destacados.

25OCT: Iten. Viaje en la mañana a Naro Moru via Reserva Nacional Lago Bogoria, zona de geisers y via Area de conservación Lago Baringo, habitat narural de cocodrilos. Noche en Hotel Naru Moru River Lodge

26OCT: Naro Moru . Safari fotográfico en Ol Pejeta en la mañana y viaje a Nairobi en la tarde.

27OCT: Nairobi .Retiro de kit de competencia en Expo Maratón Internacional de Nairobi 
Trote calentamiento 
Visita a Nairobi Market

28OCT: Nairobi. 6:30 encajonamiento y 6:50 Partida de Maratón Internacional de Nairobi
– Paseo en la tarde a Nairobi Museum y Snake Park
– Cena en restaurant Carnivore

29OCT: Nairobi .Viaje a Mombasa llegada el hotel Turtle Bay Beach Club www.turtlebaykenya.com , en la playa de Watamu

30OCT: Watamu, Mombasa. Visita a las ruinas de Gedi en la mañana. Tarde libre.

31OCT: Mombasa Salida a Aeropuerto de Nairobi en dirección a Santiago

Para consultas o reservas visita www.experienciakenia.com.

Jeroen Van Duren “Los primeros 10k pasaban por la ciudad, por monumentos como el Arco de triunfo, Plaza Kim-Il Sung, el Teatro”.

La idea para correr otra maratón surgió en agosto 2017. Para mí, lo entretenido de las corridas es que siempre son eventos donde se junta la gente, se mezcla, se conecta y cuando me di cuenta que existía una en RPDC (también conocido como Corea del Norte), me pareció una manera óptima para al mismo tratar de empezar a entender a este país. Un país sobre el que opina mucha gente, pero basado en muy poca información.

Solamente se puede entrar al país con tours guiados (entré con Koryo Tours). Se me ofrecieron distintas opciones, de lo cual la más larga era un tour de 10 días, incluyendo a las celebraciones del cumpleaños del padre de la patria, Kim Il-Sung. Si vas a hacer el viaje, mejor hacerlo bien!

Posterior a un accidente en que rompí mi pierna en alrededor de 40 piezas empecé a correr como parte de la rehabilitación. 5 años después en 2013 corrí mi primer maratón, la clásica, de Maratónn de Atenas, y desde este momento he corrido casi cada año una maratón. Siempre entrenando solo, y nunca muy serio (o sea, una vez por semana subiendo a Cerro San Cristóbal e inscribiéndome a último momento a las corridas). Nunca sabía con tanta anticipación que iba a correr una maratón entonces quise correrla lo más rápido posible (o sea, realmente matarla). Es claro que esto no lo iba a lograr solo entonces me junté con el equipo de Pegasus Runners.

En noviembre 2017 empecé con los 5 meses de entrenamiento para la maratón de Pyongyang, casualmente en el mismo día que el Maratón de Santiago. Entrenando los lunes y miércoles en la pista atlética en el estadio nacional, los martes y jueves en el Cerro San Cristóbal, y en el fin de semana una corrida larga en distintos lugares. Fuera de mi desconocimiento e incompetencia completa acerca de planes de entrenamiento, creo que el valor verdadero es el equipo. Después de un día largo en la pega, una noche mal dormida o una frustración cualquiera, la motivación para entrenar a veces es difícil para encontrar. Ahora si estás con equipo con gente de muy buena onda y de todos los niveles, este motiva para seguir y hacer el trabajo que sabes que quieres hacer.

Mi mejor marca antes de la maratón de Pyongyang era 3.13 entonces la marca de 3 horas fue mi foco principal. Un par de medio maratones y 10k que hicimos en equipo me mostraron que estaba acercándome a estos tiempos. Ahora, no tenía muy claro cómo era el clima en Corea ni qué difícil es el recorrido.

10 días antes de la maratón empecé con mi viaje mundial. Aproveché para pasar a ver a la familia y amigos en Holanda. Luego viajé a Kuala Lumpur y Singapur para pasar un par de días con amigos y ajustarme a la zona horaria que tiene una diferencia de 11,5 horas con Chile. Terminé la primera parte del viaje haciendo los últimos entrenamientos en Pekín (incluso en el muro).

Un día antes de la maratón volamos a Pyongyang con Air Koryo y después de hacer la aduana (que era tranquilo y rápido, siguiendo las instrucciones), fuimos a conocer la ruta de maratón. Pyongyang es una ciudad con mucho espacio, departamentos pintados en colores pasteles, monumentos impresionantes, plazas gigantes y avenidas anchas con poco tráfico. Muy limpio y ordenado, por lo que me sentí relajado en la ciudad. Desde el estadio Kim-Il Sung (partida y meta de la maratón) fuimos a recorrer la ruta de la maratón (y la media, 10k y el recién añadido 5k). Los primeros 10k pasaban por la ciudad, pasando por monumentos como el Arco de triunfo, Plaza Kim-Il Sung, el Teatro. La segunda parte (y luego la misma ruta como vuelta) sigue el río, pero – como la primera parte – nunca plano, siempre subiendo y bajando puentes. Cada 5km había un mall of departamento con un baño (no había baños químicos) y una estación con agua (solo agua). Corrió un viento y la temperatura era justo arriba de 0 grados, entonces ojalá iba a mejorar…

Luego fuimos a nuestro hotel, situado en una isla en el río, que tenía todo: sauna, restaurantes, karaoke, bowling, pero faltó un gimnasio. Bien mantenido, pero en un estilo de un hotel Soviético en una de las primeras películas de James Bond. Después la cena (arroz con pato y verduras locales), fuimos al cine para ver “Comrade Kim goes flying” y luego comí una pasta (que había pedido antes) porque estaba con hambre. Después de haber comido esta pasta, tenía más hambre, pero lamentablemente no había más… A dormir, para el gran día.

 

 

 

 

Era una mañana fría, pero había algo de sol. Salimos a las 6.30 para llegar al estadio tipo 7, para la ceremonia de apertura a las 8 y la partida a las 9. Mucha oportunidad de calentar no había, entonces decidí para hacerlo durante los primeros kilómetros. Para la ceremonia de apertura tuvimos que estar en fila de 6 personas, se cambió a filas de 8 (y de vuelta a 6), pero al final quedó claro que turistas no son capaces caminar en filas entonces entramos desordenados. El aplauso de los 50.000 espectadores era impresionante. 50 mil personas con una herramienta metálica rítmicamente perfecto haciendo el aplauso de entrada. Luego nos juntamos en el pasto dentro el estadio, con mirada a las fotos gigantes de los líderes, parece que el ministro de deporte abrió la corrida y soñó música (supongo el himno nacional).

Aunque la temperatura aun no había subido de 1 grado, decidí dejar todas mis cosas con nuestros guías y correrla en polera sin mangas y short, llevando geles, porque durante la corrida sólo había agua cada 5 km. Entramos el estadio de nuevo, y al último momento se sumaron muchos atletas jóvenes de RPDC, que principalmente corrían el 21k (también había 10k y 5k, con un total de alrededor 1.200 corredores). La salida era bajó un aplauso inmenso y después de pasar a arco de triunfo empezó la corrida de verdad.

En la ciudad había mucha gente, todos aplaudiendo de forma tranquila, con muchos niños riendo y apuntando a mi barba. Aproveché para hacer “high fives” donde podía. Durante la primera parte me pasaron – y pasé – escuelas de Koreanos todos corriendo perfectamente en grupo. La primera parte fue dentro la ciudad, y después de esta parte el recorrido se puso más fome: siguiendo el río, subiendo y bajando puentes, menos gente (fuera de la organización cada 50m). Además, el tiempo se empeoró, porque el cielo se cerró y empezó a correr un viento fuerte, que fue peleado en los puentes.

De la vuelta me recuerdo menos, dado que ya estaba entrando el cansancio, y el tiempo empeoró más. Volviendo a la ciudad empezó a nevar, y la temperatura bajó más. Me di cuenta que estaba perdiendo velocidad, pero no pude generar relajación en los músculos, que incluso se había puesto fríos. Además, la ruta de vuelta no era muy claro, dado que había gente local que podía doblar en una rotonda, mientras que yo tuve que hace tres cuartos de la rotonda (este pasó 2 veces). A final el GPS se terminó en unos 42,5 km y con un tiempo de 3.02.45. Quise hacerlo dentro 3 horas, pero no fue la maratón para hacerlo, basado en la combinación de la ruta, el tiempo y la preparación de la última semana (viajando el mundo, y pasándolo bien con familia y amigos). Ahora, saqué más que 10 minutos de mi marca personal y me sentí bastante bien después de la corrida y los días siguientes (caminé sin problemas y un par de días de después ya estuve corriendo en la playa). O sea, entrenar en equipo es la diferencia.

Los últimos kilómetros tenían un par de subidas con el viento completamente en contra. Por el cambio de tiempo, la gente había salido de las calles. Afortunadamente, durante la maratón había un partido de fútbol en el estadio, entonces este estaba llenísimo. Haciendo solo yo la última vuelta en la pista, toda la gente estaba haciendo su ruido para mí, me sentí como un deportista olímpico.

 

 

 

 

 

 

Luego me esperó agua y una toalla, para luego abrigar y juntarme con el grupo. Por suerte, se vendía algo de comida y bebida en el estadio, entonces comí todas las galletas, queques y pescado seco que había, bajando con la cerveza local. Tuvimos que esperar para la ceremonia de medallas y cierre y la vuelta a hotel hasta el tiempo de límite de 4,5 horas (este se había extendido este último año, también era posible para terminar hasta 5,5 horas, pero no entrando el estadio). Después el almuerzo, una siesta y una ducha terminamos un día intenso en una cervecería local.

Durante el resto de viaje conocí a la ciudad, la zona desmilitarizada (donde una semana después hubo una reunión entre la norte y el sur, que me dejó emocionado), a las montañas y al campo. Un viaje impresionante para conocer a un país desconocido y te da cuenta que efectivamente lo que conocemos acá del país es muy poco y no siempre correcto. Sí, el país es pobre y vive de una agricultura no automatizada. Sí, dentro el país siempre te mueves con los guías y nunca estás solo. Sí, se muestran su respecto a sus líderes con muchos monumentos, historias y mucha seriedad. Al otro lado, es limpio, ordenado, seguro y la gente es simpática, quizás un poco más introvertida que nosotros. Pero a través de la música (estaba tocando ukelele donde podía, y karaoke cada día), el baile (bailé distintas veces en “bailes masivos”, también durante un feriado nacional) y el deporte. Y por eso, si tienes la opción, les aseguro que será una experiencia inolvidable para correr la maratón de Pyongyang – porque es la manera interactuar con la gente y te da una impresión de este país desconocido que te deja pensar.

Paulina Stagno “Haberme cruzado a los elite corriendo, Kipchoge, Bekele y el mismísimo Mo Farah, no lo podía creer, era parte del lujo de carrera en el que estaba”

Mi historia con Londres fue muy rápida e inesperada, es una maratón que no esperaba correr tan pronto por lo difícil que es conseguir un cupo. Después de evaluar las diferentes alternativas y contactar a varias personas logré mi cupo a fin de noviembre, me sentí tan afortunada que no dudé en fijar junto a mi coach Mauro Siefert mi objetivo, clasificar a Boston 2019.

Mi preparación tuvo una duración de 16 semanas, la que consistió en pista, trote de menor intensidad, un largo el sábado, fortalecimiento y un día de descanso absoluto, todo esto acompañado con un plan nutricional. Durante esta etapa, fui bastante estricta respetando todas las etapas, aunque reconozco que algunas veces me daba flojera hacer la pista y me comí algunos chocolates sobre todo en las noches. Tres semanas antes realicé mi tapering para llegar con el descanso necesario a la carrera.

Llegó el día del viaje y no podía estar más feliz, había llegado a mi 3era major, hace dos años ni lo hubiese soñado!!. Ya en Londres comienzo a sentir nervios, sin motivo alguno, la pega estaba hecha, pero se anunciaba un calor inusual, la maratón más calurosa de la historia de Londres. Como dato lo normal es fluctuar entre 7°C a 15°C, esta vez se anunciaban 25°C, así que sólo pensé “Pauli, esto es un largo en verano”.

El día de la carrera desperté 5:15am, por suerte no me costó nada, desayuné con mis amigos, nos reímos un rato y me fui a preparar para salir, había buen ánimo y eso me energizó!!. Antes de salir, hice todos los rituales que uno tiene, desde leer algunos mensajes, escuchar música y repasar el plan. Salimos a las 7:15 y 8:20 llegamos a Greenwich, lugar de la partida.

Llegamos al parque donde se da la largada y como llegamos con tiempo me sirvió para relajarme y vivir el momento, absorver energías positivas, sabía que estaba viviendo una oportunidad única, el ambiente es increíble y pienso en lo afortunada que soy de estar aquí, de tener salud para hacer este deporte, por haberme lanzado a practicarlo cuando no se me pasaba por la mente correr una maratón y cuando aún así pensaba que era una locura. Llegó el minuto de irnos al encajonamiento, vinieron algunos mensajes de aliento, a esa hora el sol se sentía fuerte.

Partimos!!, comienzo a correr tranquila y todos me pasan como si me fuesen a aplastar, mi foco es respetar el plan. Pasando km 5 sentía que iba muy bien, lo mismo con el km 10 y 15, los primeros kms muestran un Londres residencial con barrios preciosos. Hay que destacar que la hidratación la dan en botellas de 250cc cada 3kms. En cada checkpoint iba como 2 mins mejor que el plan. Muerta de calor, siempre con agua en la mano que alternaba tomando y hechándome en la cabeza. No me di cuenta cuando llegue al famoso Tower Bridge en el km 20 y me emocioné y sentí que estaba viviendo a full Londres, ese es uno de los lugares más lindos y simbólicos de la carrera. Doy la vuelta y uno de los grandes momentos fue haberme cruzado a los elite corriendo, Kipchoge, Bekele y el mismísimo Mo Farah, fue tanto el nivel de ovación a ellos que no lo podía creer, era parte del lujo de carrera en el que estaba, pensaba.  Seguí mi camino, calles angostas y con curvas pero concentrada en la tarea. Paso el km 25 y el 30 a ritmo constante, buenas sensaciones, las calles llenas de gente, a veces ensordecedoras, no he visto nunca algo así. Llego al Km 35 y el calor aumenta, veo a varias personas caminando o retiradas y ahí es cuando la cabeza toma un rol principal y el cuerpo pasa a segundo plano, pensé mucho en el propósito, en por qué uno hace esto, en que por qué cuesta tanto, en que llegaría a la meta como sea, pensaba en mi familia, amigas runners, amigos, mi equipo My Team y muchos que estaban pegados en la aplicación siguiéndome y alentándome, en mis sobrinas, que sin entender mucho de esto porque son muy chicas, es un valor que me encantaría regalarles. Creo que ahí salieron más fuerzas para seguir, veo el reloj y siento que aún voy bien en tiempo y la última parte es la que corro con el corazón. Check en km 40 y pienso que no quedan más de 10 a 11 mins y corro hasta que veo el bendito cartel que anuncia los últimos 200mts, veo el Palacio de Buckingham, voy en plan, ese minuto es eterno pero de una alegría tremenda y lágrimas en los ojos, cruzo la meta en 3:40 con lo que el objetivo de este viaje estaba cumplido, clasificación a Boston, 3era Chilena y 8va en el ranking histórico de Londres. Al cruzar la meta abracé a una señora de la organización, no sé quién era pero lloré con ella de felicidad más que por el resultado, por haber dado todo lo que tenía.

Estoy muy agradecida de lo vivido, fue un día espectacular que nunca olvidaré. Más allá de los resultados y tiempos, lo gratificante es el camino recorrido para lograr un objetivo, las levantadas a las 5:30am a hacer la pista o el gimnasio y después cambiar de switch en la oficina, los largos del fin de semana, cuidarse en la alimentación, de no resfriarse, los cafés post entrenamiento, estar presente para familia, amigas (os), etc. Siempre he pensado que nunca es tarde en la vida para probar algo nuevo, perseguir un desafío o sueño, independiente si resulten o no, finalmente siempre vale la pena. Me quedo con que no hay nada imposible, todo está en la pasión y disciplina con que hagas las cosas. Nadie dijo que era fácil, pero es lo que lo hace entretenido… Aún me estoy recuperando pero la cabeza está lista para afrontar un nuevo desafío. Nos vemos en una próxima!!

Algunos datos técnicos:

La organización es impecable, tanto previo a la carrera con información oportuna, la expo bastante eficiente y la carrera misma. Es una maratón donde a pesar del calor, la altimetría no es mucha, las calles a veces presentan algunas curvas bastante cerradas. La hidratación muy buena, cada 3 kms por ambos lados, geles cerca del km 25, personal médico en todas partes, rapidez para la entrega y retiro de bolsa en guardarropía, baños y apoyo en todo momento. Si tengo que comparar con otras Majors, Berlín y Chicago son más planas y en Londres hay más público apoyando.

Los hombres fueron los ganadores de la segunda versión de Reebok Versus Run

  • Hombres, mujeres y niños fueron parte de la carrera de Reebok, que llevó a los runners a recorrer las calles de la comuna de Providencia.

Una nueva edición de la carrera Reebok Versus Run, se vivió el 29 de abril en la comuna de Providencia. El Parque Inés de Suárez, las avenidas Francisco Bilbao, Curicó y Pocuro fueron invadidas por los runners, quienes dieron todo para triunfar en la competencia que mide a hombres y mujeres en las calles de Santiago.

En esta oportunidad, más de 4.000 competidores asistieron a la carrera de Reebok, que se caracterizó por las altas expectativas y motivación.

Los ganadores de la carrera fueron los hombres, con un tiempo de 447 horas, 24 minutos y 19 segundos; muy por debajo de las mujeres que marcaron los  560 horas 17 minutos y 29 segundos, resultado que igualó al conseguido por el género en la primera versión de la carrera Versus Run, en 2015.

Es importante recordar que esta competencia mide a hombres y mujeres en una carrera donde ellos corren 10k y ellas 9k, ya que fisiológicamente son distintos funcionamientos y estas distancias son proporcionales en minutos, de acuerdo a varias comparaciones realizadas en las corridas más importantes en el mundo.

En los resultados individuales, los ganadores fueron Raúl Moya y Jennifer Gonzalez.

Si quieres conocer a los embajadores o saber más de las novedades de Reebok, visita www.reebok.com o síguenos en Twitter @ReebokChile e Instagram @ReebokChile.

 

El estadounidense Galen Rupp gana el Maratón de Praga

El corredor estadounidense Galen Rupp ganó este domingo el maratón internacional de Praga con un tiempo de 2:06:07, por delante del etíope Sisay Lemma, que culminó la carrera con un crono de 2:07:02.

Rupp, de 31 años, mejoró su hasta ahora plusmarca personal (2:09:20) conseguida en Chicago el año pasado, y también superó el récord estadounidense en esta disciplina (2:06:17).

El tercero en completar los 42,195 kilómetros del recorrido praguense fue el keniano Stephen Kwelio, con un tiempo de 2:09:42.

“La carrera contra Lemma ha sido muy dura. Es un excelente maratonista. Atacábamos una y otra vez y él se mantenía. Fue una batalla durísima, y estoy feliz de haber ganado”, dijo Rupp, el primer estadounidense en ganar el certamen praguense, en declaraciones a la emisora CT24.

Rupp y Lemma corrieron juntos todo el recorrido hasta faltar 3,5 kilómetros, cuando el estadounidense empezó el ataque decisivo tras una estación de avituallamiento y logró despegarse del rival.

En la competición femenina ganó la keniana Bornes Jepkirui, con un tiempo de 2h24:19, delante de la etíope Belaynesh Olija y la también keniana Amane Gobena.

En la 24 edición del maratón praguense participaron 10.600 corredores y el pistoletazo de salida lo dio el legendario atleta británico Sebastian Coe, presidente de la IAAF. EFE

El etíope Solomon Deksisa gana maratón en Hamburgo

Solomon Deksisa ganó la 33ª edición del Maratón de Hamburgo el domingo. El etíope completó los 42.195 kilómetros a través de la ciudad hanseática en buenas condiciones en 2:06:34 horas. Deksisa relegó a sus compatriotas Tadu Abate (2:06:54) y Ayele Abshero (2:07:19). En una carrera rápida, sin embargo, se perdió la marca deseada de 2:05:30 horas. 

Para las mujeres, Shitaye Eshete de Bahréin prevaleció en 2:24:51 horas, con 37 segundos de ventaja sobre la segunda, la etíope Birke Debele.

 

La historia del rey de las maratones: Eliud Kipchoge

Eliud Kipchoge nació en Kapsisiywa (Kenia) el 5 de noviembre de 1984. Es campeón olímpico y mundial, especializado en pruebas de larga distancia y vencedor de las maratones de Londres, Chicago, Berlín y Rotterdam. Tiene la tercera marca más rápida del mundo a los 42 km y es considerado el mayor maratonista de la actualidad.

Sin embargo, Kipchoge no lleva la vida que muchos imaginan. Él limpia los baños, vive fuera de casa y se queda lejos de la familia. Todo para mantenerse motivado. Es así que el keniano explica la decisión de vivir en un alojamiento en vez de aprovechar el confort de la casa que posee en Eldoret, principal ciudad del oeste de Kenia. En el caso de que se trate de un millonario del atletismo, ganó dinero venciendo maratones de alto nivel, Campeonatos Mundiales, bonificaciones por dos medallas olímpicas (en los 5.000 metros) y cerrando patrocinios.

Para él, sin embargo, concentrarse en la Olimpiada Río-2016 era todo lo que importaba. Y eso sólo era posible viviendo en el alojamiento en una pequeña villa en el oeste de Kenia, donde limpia baños, cuida el jardín y prepara la cena. Tales tareas son compartidas entre todos los que viven en el lugar, sean ellos chicos, adultos sin patrocinio o nombres consagrados como Kipchoge. Hoy en día sigue siendo el keniano motivada teniendo en cuenta otros proyectos como la última Breaking 2 donde, patrocinado por Nike, trató de correr un maratón en menos de dos horas. Su tiempo fue de 2:00:25.

En 2003, a los 19 años, ganó el Campeonato Mundial Júnior de Cross-Country, alcanzando un nuevo récord mundial para la categoría en los 5000m. Enseguida conquistó la medalla de oro en la prueba uniforme del Campeonato Mundial de Atletismo de París, entre los adultos, derrotando al récord mundial de los 1500m futuro bicampeón olímpico Hicham El Guerrouj, bien en la línea de llegada. Al año siguiente, se quedó con una medalla de bronce en la prueba en los Juegos de Atenas 2004.

En 2007, conquistó una medalla de plata en el Campeonato Mundial de Osaka, Japón. En los 5000m de Pekín 2008, ganó su segunda medalla olímpica. En 2012, debutó en la distancia de los 21 kilómetros en Lille, en Francia, corriendo en menos de una hora (59 min.), Llegando a la tercera posición.

A principios de 2013 venció a la Media Maratón de Barcelona y en abril hizo su debut en los 42km, venciendo al Maratón de Hamburgo, con el tiempo de 2:05:30, récord del recorrido alemán que se mantiene hasta hoy, más de dos minutos delante del segundo colocado.

El año 2014 marcó el comienzo del dominio absoluto de Kipchoge en las más importantes pruebas largas del mundo, venció al Maratón de Rotterdam (2:05), Chicago (2:04:11), Londres (2:04:42) y Berlín (2:04:42) y Berlín (2:04:42). En 2016 se convirtió en bicampeón de Londres, con 2:03:05, su mejor marca personal y entonces, oficialmente, la tercera y más rápida de la historia del maratón. Se consagró definitivamente en los Juegos Olímpicos de Río 2016 al vencer los 42km con el tiempo de 2:08:44.

En 2017, Kipchoge participó en el Breaking2, evento de Nike en el autódromo de Monza, en Italia para divulgar mundialmente y lanzar un nuevo tenis de carreras, el Nike Zoom Vaporfly Elite. La marca desafió a algunos fondistas profesionales a romper la barrera de las dos horas (récord mundial) de un maratón usando el modelo.

Al lado de varios pacers y Kipchoge, estaban también el récord mundial de la media maratón Zersenay Tadese, de Eritrea y medallista de plata en Río 2016 Lelisa Desisa, de Etiopía. En el final, Eliud alcanzó el tiempo de 2h00min25, quedando muy pocos segundos detrás del objetivo, pero aún así haciendo el tiempo más rápido ya registrado a una distancia de 42.195 km (no oficial).

El pasado domingo, conquistó su tercera victoria en los últimos cuatro años de la Maratón de Londres. Ha sido una maratón marcada por las altas temperaturas de Londres y muchos atletas sufrieron dificultades veciendo al calor. Sin embargo, Kipchoge supo reponerse a las adversidades meteorológicas y paró el crono en 2:04:27.

El atleta keniano,actual campeón olímpico, es el gran candidato a batir la mejor marca del mundo de la maratón, y lo sabe… “El récord mundial está en mis piernas”.

Cecilia Varela “Disfruté de la cuidad enormemente, el maratón pasa por los lugares más emblemáticos de Londres”

Comencé a correr hace aproximadamente 4 años, inicialmente para bajar los kilos que había subido mientras estaba realizando la especialidad. Después el runnnig se fue transformando en un estilo de vida para mi. 

Empecé a inscribirme en todas las corridas nacionales y es ahí  que me di cuenta lo mucho que me gustaba. Realicé varias corridas de 5, 10 y 21 k. Siempre entrenado sola pero sin un objetivo claro. Era Solo correr y disfrutar del deporte. 

En el año 2016 me inscribí en mi primer maratón, la maratón de Santiago. Fue un desafío personal y sólo quería llegar a la meta. Hice un tiempo de 4:30 hrs. Quedé tan motivada y con ganas de seguir mejorando, que me inscribí en mi segunda maratón en Buenos Aires ese mismo año, sin mejorar mi tiempo, pero disfruté mucho la carrera.

En el 2017 corrí la maratón de Santiago logrando bajar 30 minutos con respecto al año pasado y desde esa fecha que empecé a tomar más enserio mis entrenamientos, pero siempre sola. Me compré varios libros de maratón y de ahí sacaba ideas y planes.

Fue ese año donde quise correr mi primer maratón Major. Logré inscribirme a la maratón de Chicago mediante una agencia deportiva. Logré un tiempo 3:45:15. Fue una experiencia extraordinaria, el ambiente que se vive, la gente, la ciudad giraba en torno a este gran evento deportivo y para que decir la organización y seguridad del evento. 

Quedé tan motivada y encantada de seguir entrenando para mejorar aún más mi tiempo que decidí unirme a un team de runnnig. 

Una gran amiga Andrea Ayala, a quien conozco de que éramos pequeñas, porque entrenábamos juntas tenis, me comentó de un entrenador, que tenía su grupo de runnnig y era muy bueno. Me contacté con ellos y de inmediato me uní al equipo Warnke runnnig team. Sus entrenadores Carlos Warnke y Valeria Argandoña. 

Empecé a entrenar en noviembre del 2017 con ellos y me encantó por el gran profesionalismo que tienen, la ganas, dedicación y preocupación por cada uno de nosotros. Mis compañeros todos muy buenas personas, muy buenos corredores y cada uno con sus objetivos claros. A todos nos une la pasión por el runnnig. He conocido grandes personas. 

Los 5 meses de duro entrenamiento con el team fue para prepararse para la maratón de Londres.  Llegó el momento de correr mi segunda Major. Londres, 22 abril, 2018.

Mis expectativas al iniciar el entrenamiento era hacer un tiempo de 3:30. Pero con la progresión de los entrenamientos y los 21k de la maratón de Santiago donde logré un tiempo de 1:33:11, tiempo suficiente para clasificar a la maratón de New York del 2019, me dio confianza y supe que podía bajar esa marca así que decidí correrla en 3:20 hrs.  Duro desafío teniendo presente mi última marca de 3:45 hrs.

Al igual que en Chicago, En Londres se sintió el ambiente pre maratón los días previos. Más de 50.000 personas inscritas. La organización de primera calidad. 

Llegó el día estaba tranquila, pero ansiosa, poco pude dormir por temor a quedarme dormida. A las 06:00 hrs ya estaba tomando desayuno. Tostadas con miel. A las 07:00 hrs nos trasladamos en bus al punto de partida. Todos los corredores muy nerviosos y ansiosos por el calor que se estimaba para ese día de 23-24 grados Celsius. Yo no estaba preocupada porque hemos estado entrenando con esas temperaturas en Santiago. 

Al llegar al punto de partida, todo muy bien organizado y señalizado. La gente ansiosa, pero el ambiente increíble, Estar rodeada con personas de todas partes del mundo y cada una con un objetivo claro. Algunos hacer marca, otros simplemente finalizar. 

Logré encajonar bien adelante en la posición 2 de 8. Tenía bien planificada la carrera. Así que decidí correr a ritmos de 4:40-4:45. Ritmos que fueron discutidos con mis entrenadores previamente. Crucé la partida a las 10:02 hrs. Debo reconocer que por toda la adrenalina que se vive, empecé un poco rápido, más de lo esperaba, pero me sentía bien, motivada, pero siempre con temor a no fundirme mas adelante. 

En cada punto de hidratación tomé agua, e isotónicas. Los geles cada 30 minutos y 1 pastilla de sal y electrolitos cada una hora. Pasaban los kilómetros y era impresionate como se sentía el apoyo de la gente, jamas antes visto. Desde el kilómetro 1 al 42, todas las calles rodeadas de gente apoyando a los corredores. 

Pasó la primera mitad y me sentía súper bien, sin molestias ni cansancio. Si un poco de calor, pero con las botellas de agua de 250 ml, me mojada la cabeza y cuello y así lograba disminuir un poco el calor. Debo mencionar que las botellas lo encuentro buenísimo y práctico ya que a diferencia del vaso, puedes correr con ellas. Pese a que me sentía muy bien y a buen ritmo no quise apurar, seguí corriendo a 4:40 el kilómetro. Seguía vivo el objetivo de correrla a 3:20 hrs. 

Disfruté de la cuidad enormemente ya que pasa por los lugares más emblemáticos de Londres, bueno dentro de lo que se puede disfrutar. En el kilómetro 18 y 38 mi esposo Raimundo Díaz, quien me ha acompañado en todas mis maratones estaba ahí para sacarme fotos y alentarme. Sólo me logró ver en el km 38. 

Ya cuando quedaban 2 kilómetros, apuré un poco y logré finalmente cruzar la meta con un tiempo oficial de  3:18:11 hrs. Fui inmensamente feliz. Recordé todos los duros entrenamientos que tuvimos con el equipo y sobre todo cuando tenía que entrenar post turno por mi pega. Esto demuestra que un buen entrenamiento, bien dirigido y la perseverancia es la clave para el éxito. Meta mas que superaba. 

En resumen, estoy feliz de lo logrado. Triunfo que no es solo mío, si no que de mis coaches, Carlos y Valeria, mis compañeros de entrenamiento que siempre han estado presente y alentando en todo momento, mi familia y mi esposo que me apaña en todas mis locuras. El triunfo es de todos.

Cecilia Varela Urdanivia, 34 años.

Médico anestesista y maratonista amateur. 

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search