Compresoras

¿Sirven las prendas compresivas?

En 1996 nacía en Estados Unidos Under Armour, la primera marca que se especializaba en prendas, como camisetas adaptadas al cuerpo que mantenían, durante la práctica deportiva, el calor corporal sin sudar.

Hoy es imposible salir a trotar o ir a una carrera y no cruzarte con alguien que lleva medias compresivas, o cualquier prenda compresiva. Muchos son los beneficios que aportan las prendas compresivas, pero dos parecen ser las razones principales que justifican su rápida expansión: la mejora de nuestro rendimiento y una recuperación más rápida después de las carreras.

Si nuestro rendimiento mejora es difícil determinar, la mayoría de las investigaciones concluyen que las prendas compresivas reducen la fatiga muscular y que la producción de ácido láctico se concentre en la musculatura y no pase tan rápido a la sangre. Es decir, implican una mejora en la eficacia de nuestros músculos.

Todos los estudios coinciden en que las prendas compresivas son muy eficaces a modo de prevención. Principalmente porque al compactar los músculos implicados, minimizan el impacto y la vibración a la que se ven sometidos a cada zancada. Y muy importante, porque también reducen el movimiento oscilatorio de las fibras. Es por esto, que se previenen posibles sobrecargas y molestias musculares que a la larga pueden derivar en lesiones y fascitis.

Los estudios demuestran que las prendas compresivas existe una recuperación más rápida de lactato después de entrenamientos, deshinchan la musculatura gracias a esa oxigenación extra que le brindan. Fisiológicamente los resultados sugieren que la compresión, de igual modo que en la medicina, afecta positivamente a la recuperación de la membrana celular dañada después de la carrera, además de alterar positivamente la respuesta inflamatoria de los músculos trabajados.

Por último, la comodidad es claramente el beneficio más evidente de las prendas compresivas, hacen que actúen como una segunda piel, que tengas una total libertad de movimiento y que se eviten molestias tan típicas como las rozaduras que a veces surgen en las ingles o las axilas y, el siempre doloroso sangrado de los pezones que a muchos les afecta. La característica de estos materiales hace que sean prendas que convierten el sudor en vapor y, por eso, no te dejen ni mojado, ni sudado, simplemente cómodo en todo momento.

Teniendo en cuenta todos estos aspectos, podemos concluir que las prendas compresivas son un gran avance en el practica del running.

AnteriorSiguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *