Estudios

Simply Run: Las sesiones de running de 10 minutos

Se trata de una tendencia de entrenamiento conocida por muchos desde el año 2014. Pero parece que el Simply Run está ganando cada vez más adeptos, sobre todo en los Estados Unidos. Su premisa: la mayoría de beneficios del running concentrados en 10 minutos al día.

La corriente de Simply Run no es nueva pero últimamente son cada vez más los corredores que están optando por esta modalidad exprés de entrenamiento, diseñada especialmente para aquellos que les cuesta encontrar un espacio en su rutina diaria para ejercitarse físicamente.

El Simply Run está diseñado de manera que la práctica de running se concentra en sesiones diarias de entre 5 y 10 minutos, que pueden ser realizadas en cualquier momento del día. Algunos adeptos, añaden, además, la realización de algunos ejercicios de alta intensidad para completar el entrenamiento.

Esta corriente de entrenamiento se basa en las conclusiones de un amplio estudio realizado por el Cooper Institute de Dallas (EEUU) en el año 2014, en el que se afirma que con una carrera de 10 minutos al día se puede reducir hasta en un 30% el riesgo de mortalidad prematura y en un 45% el de padecer enfermedades cardiovasculares. Además, la misma investigación defiende que los corredores que optan por el Simply Run consiguen prácticamente los mismos beneficios para la salud que los que corren largas distancias y durante sesiones largas.

Los defensores de esta práctica aseguran que el Simply Run es una alternativa muy efectiva para los que disponen de poco o escaso tiempo libre y también para los que se inician en el running, pudiendo éstos pasar progresivamente a sesiones más largas.

También destacan que corriendo entre 5 y 10 minutos al día en el modo Simply Run se pueden obtener los mismos beneficios psicológicos y la mayoría de físicos que se desprenden de la práctica convencional del running.

Eso sí, los investigadores matizan que este ejercicio de no más de 10 minutos deber ser de intensidad media o alta para ser efectivo. Y puede acompañarse de ejercicios pliométricos para ampliar sus efectos. 

Empecemos con 10 minutos, con una intensidad media y/o alta, y obtendremos un mínimo de 4 beneficios:

  • Es una buena forma de iniciarnos en el running, sobre todo si no estamos acostumbrados a correr (empezar con la fórmula del caco, alternar correr y caminar, puede ser también la clave)
  • Podemos hacerlo en cualquier parte y en cualquier momento. Seguro que, por muy estresados que estemos, podemos encontrar 10 minutos al día para correr en algún espacio libre. Por ejemplo, a la hora del almuerzo.
  • Correr durante 10 minutos es vigorizante y no llega a agotarte. Por lo tanto, una vez hayas llevado a cabo la actividad, seguirás teniendo las fuerzas suficientes como para tirar hacia adelante con el resto de tareas del día.
  • Te genera todos los beneficios positivos del solo hecho de correr. Esto es, relajación, mejor descanso y más horas de sueño, mayor resistencia física y estado de forma, mejora en el funcionamiento del aparato cardiovascular, etc.

Así, con Simply Run se acabó la excusa de no tener tiempo para practicar deporte, puesto que tan sólo se necesita invertir 10 minutos de nuestro día a día.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search