Hidratación

Hidratación, la importancia del agua

Esta demás comentar la importancia que tiene el agua en nuestro cuerpo, es vital para la vida y multitud de funciones metabólicas. Si además corremos, necesitamos beber mientras corremos, al terminar de hacerlo y durante todo el día y así mantener niveles adecuados de hidratación, para mantener elevado nuestro rendimiento y para evitar alteraciones que nos pueden llevar a situaciones no saludables.

Aunque corras en un clima frío transpirarás, y a través de la transpiración perderás líquidos y con ellos muchos electrolitos importantes para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Mantener el equilibrio entre el agua que ingieres y pierdes es esencial, cuanto antes reemplaces completamente todos los líquidos perdidos mientras corres, mucho mejor será para tu rendimiento deportivo y para una recuperación más rápida.

Junto al oxígeno, el agua es una de las sustancia más importantes para la vida humana, y representa entre el 50%/60% del peso corporal y proporciona el medio donde se desarrollan la mayoría de los procesos corporales.

  • El agua es el principal componente de la sangre y así ayuda a transportar  nutrientes energéticos a los músculos que se ejercita y se lleva productos de desecho como el dióxido de carbono.
  • Como componente principal de la orina, ayuda a disolver los productos de desecho.
  • El agua lubrica las articulaciones, hace de amortiguador para los órganos y los tejidos y ablanda los alimentos para su digestión.

Las horas y momentos previos al ejercicio, son claves para evitar la deshidratación, ya que una vez que aparece la sensación de sed, ya será imposible hidratarse de forma correcta.

Sin importar el clima, hidratarte durante tus entrenamientos resulta indispensable, ya que estaremos durante una mayor cantidad de tiempo (y kilómetros) corriendo y será mayor la pérdida de líquido. En el caso de realizar los entrenamientos de velocidad,  a altas temperaturas, recomendamos ingerir líquido durante el ejercicio, sin importar su duración. Al terminar cualquier tipo de entrenamiento, sin importar duración, intensidad ni clima asegúrate de ingerir buenas cantidades de líquido y no olvides alimentarte adecuadamente.

AnteriorSiguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *