Hidratación

Los peligros de la sobrehidratación

En todos los aspectos de la vida, los excesos suelen ser malos y en el running no es distinto. La falta de hidratación puede llevar a un corredor a sufrir varios problemas, pero más peligroso puede ser la sobrehidratación. Esto se llama hiponatremia.

La hiponatremia ocurre cuando la concentración de sodio cae a un nivel anormalmente bajo, lo que provoca una inflamación rápida y peligrosa del cerebro que puede provocar convulsiones y hasta la muerte. Si bien la hiponatremia se asocia con el ejercicio prolongado, donde los corredores transpiran mucho (aumenta la pérdida de sodio) y para contrarrestar la deshidratación, ingieren líquidos en forma exagerada, también puede ocurrir en reposo cuando demasiado líquido se ingiere demasiado rápido.

En el Maratón de Boston del año 2002 se le solicitó una muestra de sangre antes y después de la carrera a 488 corredores, para realizar un estudio. Según el análisis el 13% de los participantes sufría de hiponatremia y 0.6% sufría de hiponatremia crítica.

Los investigadores asociaron a la hiponatremia en maratonistas con:

  • Aumento sustancial de peso producido por el consumo excesivo de líquido durante la carrera (más de 3 litros).
  • Una carrera superior a las 04:00 horas.
  • Un bajo índice de masa corporal.

La recomendación es que la persona que no hace ningún tipo de ejercicio físico importante, que tiene los riñones bien, el corazón bien y el hipotálamo, que es donde está el centro de la sed, también bien, tiene que beber lo que tenga sed, ni una gota más ni una gota menos.

Si usted es alguien que hace ejercicio por recreación, es importante asegurarse de obtener la cantidad adecuada de agua antes, durante y después del ejercicio. El agua regula la temperatura de su cuerpo y lubrica sus articulaciones. También ayuda a transportar los nutrientes para darle energía y para que se mantenga saludable. Si no está debidamente hidratado, su cuerpo no puede funcionar en su nivel óptimo. Puede experimentar fatiga, calambres musculares, mareos o síntomas más graves.

Contrariamente a lo que habitualmente se indica, los que mejores marcas hacen en maratón, los que logran sus metas, llegan a la meta algo deshidratado.

AnteriorSiguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *