Lesiones

¿Qué es y cómo prevenir la famosa Periostitis (Síndrome de estrés medial de la tibia)?

HappyA pocos días del Maratón de Santiago, a nuestro Centro de Salud y Deporte KDR han llegado bastantes pacientes con síndrome de estrés medial de la tibia.  Esta es una de las lesiones inducidas por el ejercicio más comunes en los corredores. Se caracteriza por la aparición de dolor en la zona posterior e interna de la tibia, hueso ubicado entre la rodilla y el tobillo, producto del aumento de tensión de los músculos que se insertan en este hueso. Esta lesión también se conoce como “periostitis”, en honor al periostio, tejido que recubre externamente a los huesos y que se presume sufre un proceso inflamatorio en este cuadro clínico.

Aunque aún no son claras las causas de esta lesión, las investigaciones más recientes asocian el inicio del cuadro clínico con la sobrecarga de ejercicio, una técnica inadecuada de carrera, y uso de zapatillas no apropiadas para la pisada del deportista, los cuales aumentan el estrés dentro de la tibia. Inicialmente, el dolor es experimentado durante la actividad física de alta intensidad, pero, si no es tratado precozmente, puede llegar a aparecer incluso durante actividades de poca exigencia como caminar, subir y bajar escaleras, e incluso en reposo.

Se ha reconocido una amplia cantidad de factores de riesgo para la periostitis, donde un IMC o peso corporal elevado, la falta de activación de los músculos del CORE y estabilizadores de la pelvis, la posición del pie durante el ejercicio, y la disminución en la movilidad del tobillo y cadera por falta de flexibilidad muscular, han sido los más descritos. Todos estos factores, de forma independiente o en su conjunto, contribuyen a una mala alineación de las extremidades durante el deporte, impidiendo la correcta absorción de las fuerzas de impacto al pisar el suelo, aumentando la tracción excesiva de los músculos insertos en el periostio de la tibia – principalmente el tibial posterior – y con ello la aparición del dolor.También se ha descrito la participación de otros músculos como el solio y el flexor largo de los dedos.

Saber cuál es la causa de la lesión es la base para poder realizar una intervención kinesiológica adecuada. Así mismo, tener estrategias de prevención resultan sumamente importantes para evitar consecuencias que afecten el desempeño deportivo.En base a lo anterior, para prevenir esta lesión, es que recomendamos:

  • Mantener una buena flexibilidad de los músculos de cadera y tobillo, elongando los siguientes grupos musculares:
    • Gastrocnemios (gemelos)
    • Solio
    • Isquiotibiales
    • Tibial anterior y posterior
    • Gluteo mayor y medio
    • Aductores
  • Fortalecer el CORE con ejercicios como
    • Plancha y plancha lateral
    • Puente
    • PelvicDrop
  • Asesorarse con un Entrenador o Preparador Físico para corregir la técnica de la carrera y mantener una buena alineación durante el gesto deportivo.
  • Consultar al médico y tratarse con un Kinesiólogo en caso de tener los síntomas descritos anteriormente.

 

Klgo. Luis Alarcón

CENTRO DE SALUD Y DEPORTE KDR

[email protected]

AnteriorSiguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *