Lesiones

Tratamiento y recuperación de un desgarro muscular o rotura de fibras

Por Felipe Chacon, Kinesiologo SportSalud.

Los músculos son estructuras contráctiles, con mucha irrigación sanguínea y muy sensibles al dolor y estiramientos. La función de este, es la de contraerse y elongarse, a través de esto, este  logra producir el movimiento de la estructura a la cual se encuentra ligado.

Dentro de las lesiones más comunes en quienes practican deporte (sobre todos los que lo realizan ocasionalmente) están las de tipo muscular y entre ellas, la más habitual, es la rotura de las fibras musculares o el desgarro.

¿Qué es un desgarro muscular?

Cuando hablamos de desgarro  o de rotura de fibras musculares, nos referimos, a la lesión del músculo en donde las fibras que lo componen se rompen, generando una pérdida de la continuidad del tejido muscular o de sus fibras.  Este provoca un dolor muy intenso, acompañado de inflamación, hematoma y normalmente el cese de la actividad deportiva, ya que al contraer el músculo, se pone en tensión el área lesionada. Algunas personas que han sufrido de esta lesión  describen el dolor como  si hubiesen recibido   una “piedra”  en la zona de la lesión,  sobre todo en la zona de pantorrilla o gemelo.

¿Cómo se clasifican los desgarros?

El desgarro lo podemos clasificar según su tamaño y las estructuras involucradas. Siendo este último el más utilizado y el que mostraremos a continuación:

  1. Desgarro Miofascial:Se encuentra involucrada la fascia (membrana que cubre el músculo) y las fibras musculares periféricas. Él es que mejor pronóstico tiene, ya que suele curar sin secuelas en un periodo de 15-25 días. Habitual en deportistas de alto rendimiento y puede recidivar fácilmente si es reintegrado a la práctica antes de la cicatrización total. Los sitios de lesión más frecuentes son los isquiotibiales (semitendinoso y bíceps crural) y tríceps sural (gemelo interno).
  2. Desgarro Fibrilar:Lesión de manera lineal muy fina. Ocurre en el espesor de la musculatura, se acompaña de edema alrededor de la lesión. Frecuente en deportistas de alto rendimiento. Músculos más afectados isquiotibiales y cuádriceps, raro en tríceps sural.
  3. Desgarro Multifibrilar:Variante de la lesión anterior, pero con mayor importancia clínica. Se trata de varios desgarros lineales que genera un foco lesional de mayor tamaño, asociado a un edema extenso. Tiene buen pronóstico, pero mayor tiempo de rehabilitación. Puede ocurrir en deportistas entrenados o aficionados. Músculo que se lesiona con frecuencia es el recto anterior del cuádriceps.
  4. Adherenciolisis:Se refiere a la apertura de la cicatriz o re-desgarro, generalmente parcial y que ocurre siempre en la zona periférica del desgarro. Puede ocurrir durante la cicatrización al no respetar los periodos de reposo

¿Porque se produce el desgarro y que factores pueden ser predisponentes?

El desgarro muscular o rotura de fibras de un músculo se puede producir por:

  • Golpe o contusión directa sobre la zona, el cual puede producir el rompimiento de las fibras musculares.
  • Cuando el músculo es estirado más allá de la capacidad que tiene el mismo naturalmente para estirarse.
  • Como consecuencia de una elongación brusca del músculo,  generalmente, producida por una contracción rápida y fuerte del mismo. Esta es la forma más común en la que suele producirse el desgarro
  • Fatiga muscular
  • Deshidratación
  • Sobrecarga muscular
  • Falta de elongación.

¿Cuáles son los síntomas y signos del desgarro?

  • Síntomas: Al momento de producirse se siente un dolor como de puñalada o piedrazo y se puede escuchar un sonido, esto seguido de limitación de la actividad que se está realizando.
  • Signos: Normalmente la zona desgarrada  se inflama y es común que aparezca un hematoma (moretón) en la zona afectada.  Ocasionalmente se puede palpar la depresión que este genera, ya que depende de la estructura desgarrada.

¿Cuáles son los factores determinantes en la gravedad del desgarro?

La gravedad del desgarro viene determinada por múltiples factores: 

  • Tejido que afecta la lesión; ¿miofascial, fibrilar….?
  • Localización de la lesión.
  • Tamaño del desgarro muscular o rotura de fibras musculares.
  • Morfología de la rotura (es decir, la forma que adopta el desgarro).
  • Edad de la persona que padece del desgarro muscular (mientras mayor sea la edad más grave será la lesión).
  • Enfermedades coexistentes (como por ejemplo enfermedades metabólicas)
  • Estado de salud general

¿Cuánto tiempo se tarda en curar un desgarro?

El tiempo de reparación promedio varía de acuerdo al tipo de desgarro:

  • Miofascial : Entre 15-25 días
  • Fibrilar: 4 a 6 semanas (desgarros pequeños)
  • Multifibrilar: 2-3 meses.

Tratamiento del desgarro

La recuperación dependerá del tipo y la extensión del desgarro, sin embargo independiente de lo antes mencionado, siempre la primera fase (fase inflamatoria) se recomienda el reposo relativo deportivo, hielo, elevación de la extremidad lesionada, y compresión con vendaje elástico. Lo anterior con la finalidad, de disminuir el dolor y la inflamación.

Posterior a la fase inflamatoria para propiciar la correcta reparación muscular, se debe realizar terapia kinésica, en la cual se realizarán ejercicios enfocados en la reparación, fortalecimiento muscular y reintegro deportivo.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search