• Luego de la tragedia ocurrida en el año 2010, se dieron a conocer los 33 mineros que fueron rescatados casi ilesos tras el derrumbe de la mina San José. En el caso del minero Edison Peña salió a la luz por haber aprovechado su tiempo en la mina entrenando durante los días que estuvieron bajo tierra.

Estar atrapado no fue impedimento para que Edison Peña pudiera entrenar para las maratones. Estuvo junto a sus compañeros 720 metros atrapados bajo tierra durante 69 días, Edison aprovechó este tiempo para correr entre 5 a 10 kilómetros diarios. De esta forma se le podría catalogar como el primer deportista en entrenar bajo tierra.

Tras lograr salir ilesos físicamente los 33 mineros recorrieron el mundo siendo invitados a diferentes lugares. Después de esto, cada quien tomaría su rumbo para vivir sus vidas. Algunos se retiraron de la minería para descansar y otros aprovecharon para poder realizar proyectos personales.

Edison luego de haber estado entrenando bajo tierra consideró que estaba listo para competir en algún desafío importante. La oportunidad se presentó y no dudo en aceptarla, “La Gran Manzana” lo estaba esperando.

Un sueño para muchos, pero para Edison una realidad. El 2010 sería el mismo año en que quedaría atrapado en una mina y meses después estaría compitiendo en el Maratón de Nueva York. Con un poco más de 69 días de entrenamiento corriendo entre 5 a 10 kilómetros diarios, estaba listo para correr los 42 km.

Con el número 7.127 en la espalda fue quien junto al alcalde en ese entonces Michael Bloomberg daría inicio al maratón. Compitió junto a otras 45.000 personas de diferentes países.

En la entrada por la línea de meta fue ovacionado, lo hizo ondeando la bandera de chilena y escuchando música de Elvis Presley, la misma con la que se animaba en los entrenamientos desde las entrañas de la tierra.

Durante su carrera presentó molestias en su rodilla, pero tras colocarse hielo por un rato pudo seguir adelante. Terminó el maratón en 5 horas, 40 minutos y 51 segundos, a pesar de todo pudo bajar el tiempo que había pronosticado para él mismo días atrás en 21 minutos.

“Merece la pena correr un maratón porque quiero motivar a la gente. Quiero convencerles de que pueden lograr cualquier cosa que se propongan en la vida. Hoy he luchado conmigo mismo, con mi dolor, pero he llegado a meta. Quiero motivar a la gente para que encuentren el coraje para superar su dolor”, señaló en una entrevista que le hicieron los medios estadounidenses.

Esta no sería la única gran competencia a la que asistiría. En 2011 participó en el Maratón de Tokio logrando un tiempo similar al conseguido en Nueva York. Tras la carrera en tierras niponas Edison Peña dijo en una rueda de prensa “Por mi familia, creo que volvería a trabajar en una mina”.

  • Publicado por: Matías Méndez
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search