• Este deportista etíope logró salir adelante y alcanzó la cima del deporte en la capital alemana. Además, logró vencer su propio récord mundial que había establecido antes en República Checa.

Haile Gebrselassie viene de una familia dedicada a la ganadería y agricultura, tuvo sus inicios en el deporte en su país natal Etiopía corriendo junto a sus nueve hermanos. Fue apodado por su familia “neftenga” tras ver las capacidades que mostraba de joven al momento de correr.

Acostumbrado a correr para ir a la escuela, que estaba a unos 10 kilómetros desde su casa, es que practicaba diariamente. Este atleta siguió sus sueños y continúo entrenando hasta que en 1992 con tan solo 19 años se proclamó campeón del mundo Júnior en 5000 y 10.000 metros. Aquel triunfo marcaría el inicio de su exitosa carrera como profesional.

Pasó de dominar la prueba de los 10 kilómetros a dedicarse a correr maratones y medios maratones tras operarse el tendón después de una lesión. En 2005 batió la plusmarca mundial del medio maratón con un tiempo de 58 minutos y 55 segundos en Phoenix, Estados Unidos.

Luego de esto, en 2008 competió en República Checa en la pista de Ostrava transformándose en el récord del mundo en maratón con un tiempo de 2 horas con 4 minutos. Esta marca sería rota a los cuatro meses, en septiembre de ese año, por él mismo en el Maratón de Berlín.

Para esta prueba llegaba de fracasar en romper el récord de medio maratón en Dubái y por eso no se sabía si lograría este desafío. Debido a lo anterior, es que no se guardó nada y comenzó a correr a un ritmo elevado. Su único opositor fue James Kwambai, quien luego del kilómetro 40 no pudo seguirle el paso a Gebrselassie.

En el tramo final Haile sonreía en su camino a la Puerta de Brandeburgo. “Estoy feliz. Hoy todo fue perfecto, el clima, las liebres y los espectadores”, dijo al llegar a la meta de la capital alemana, en donde fue ovacionado por ganar por tercera vez consecutiva y quedarse con el récord.

Su tiempo fue de 2 horas, con 3 minutos y 59 segundos en la capital alemana. Más de 30.000 atletas y cerca de un millón de espectadores en el trayecto fueron testigos de esta hazaña deportiva.

Durante el tiempo que estuvo activo como deportista hasta 2015 cuando se retiró cosechó varias medallas y logró batir varios récords, siendo su prueba más fuertes la de los 10.000 metros y el maratón.

  • Publicado por: Matías Méndez
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search