El Maratón de Boston es la carrera de fondo mas antigua de la historia. Este año se ha celebrado la edición número 121 desde que en 1897 únicamente 15 participantes tomaran la salida y 10 fueron los que la terminaron. El ganador fue John McDermott, representante del Club Atlético Palestino de New York con 2:55:10 y la distancia, hasta 1924, año en que se instauraron los 42.195 metros, fue de 24,5 millas (39,4 kilómetros).

Desde entonces, más de 30.000 corredores se dan cita cada tercer lunes de abril, coincidiendo con el Patriot’s Day, para recorrer las 8 ciudades de Massachusetts que forman el recorrido: Hopkinton, Ashland, Framingham, Natick, Wellesley, Newton, Brookline y Boston. Los atletas cruzan la línea de meta en el ya emblemático emplazamiento entre la Biblioteca Pública de Boston y la John Hancock Tower.

Durante su larga trayectoria ha ido creciendo hasta convertirse, para muchos, en la maratón más importante del mundo.

Otra de las leyendas de esta carrera es el americano Clarence DeMar. Ganó 7 veces esta mítica carrera, la última con unos increíbles 41 años, siendo la persona de mayor edad en cruzar la meta en primer lugar, un récord que sigue ostentando a día de hoy. Ahí no quedaron las hazañas de DeMar, que continuó corriendo hasta los 65 años, poco antes de morir a causa de un cáncer.

El guatemalteco Mateo Flores es el primer latinoamericano en ganar la maratón. Lo hizo en 1952 (año de los recordados Juegos Olímpicos de Helsinki) y ¡con zapatos de vestir! De una historia personal muy rica, el Estadio Nacional de Guatemala lleva su nombre.

La primera mujer correr en Boston fue Roberta “Bobbi” Gibb, en 1966. Por ese entonces la competencia era exclusivamente masculina, por lo que su carrera no fue reconocida. Kathrine Switzer cobró mucha más notoriedad por el escándalo que se generó en medio de su primera maratón, en 1967, un año después de que corriera Roberta Gibb y protagonizó una de las secuencias de fotos más famosas del maratonismo mundial, cuando intentaron sacarla por la fuerza de la competencia, por ser mujer.

El maratón de Boston es pionero en muchos aspectos, es el primer maratón en reconocer oficialmente la categoría de silla de ruedas. Lo hace desde 1975, con el triunfo de Bob Hall.

Solo el italiano Gelindo Bordin ha conseguido el doblete de ser campeón olímpico (en la maratón de Seúl 1988) y ganador en Boston en 1990.

En 2013 estuvo en las primeras planas del mundo por un hecho extradeportivo, cuando un atentado terrorista dejó tres muertos y cientos de heridos. Es pionera también en lo más lamentable.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search