El Maratón de Londres, una de las carreras más importantes del mundo se realizó ayer. El evento que alberga a grandes atletas solía generar mucha contaminación debido al uso de botellas de plástico; sin embargo, la edición 2019 fue distinta.

Los organizadores del maratón redujeron los efectos negativos que podrían producir en el medio ambiente, a través de una solución ecoamigable, es decir: empaques de agua hechos con elementos naturales y biodegradables.

La idea denominada Ooho Water consistió en sustituir las botellas plásticas por cápsulas comestibles, cuyo interior contenía agua y otros líquidos hidratantes. Estos empaques naturales fueron hechos de algas que no generan residuos.

Las algas pasaron por un proceso para eliminar el color verde y olor, que tuvo como resultado un recipiente incoloro e insípido que al ser mordido liberaba el líquido contenido.

La organización del Maratón de Londres repartió estas cápsulas a los competidores, pues la ventaja de los envases naturales se biodegradan en seis semanas, mientras que las botellas de plástico demoran 450 años en desaparecer.

A pesar de la iniciativa que busca reducir la contaminación ambiental, el evento no estuvo libre de plástico debido a que en la ruta, de 42 kilómetros, hubo puestos de venta de agua embotellada, según informó el portal británico The Independent.

Ante esta situación, la organización demostró su compromiso con el medio ambiente y se encargó de recoger las botellas de plástico desechadas, para luego enviarlas a una planta de reciclaje, donde se fabricarán nuevos recipientes a partir de ellas.

Un informe de The Guardian reveló que un millón de botellas de plástico se venden cada minuto en todo el mundo, de las cuales una gran parte terminan en vertederos o en los océanos, produciendo grandes daños en el medio ambiente, motivo por el que los organizadores buscan alternativas sostenibles.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search