El maratonista mexicano, Edgar Marino, hizo historia este domingo en el Maratón de Londres al concluir caminando con una clavícula rota, debido a una caída en la cinta en la Expo Maratón.

Edgar, llego a Londres con el sueño de correr en esta ciudad, luego de haberlo hecho en Tokio, Berlín, Chicago, Boston y Nueva York. Ademas, llegaba a Inglaterra con la motivación especial de finalizar el circuito de maratones majors, con su participación busca recaudar recursos para la fundación de niños con cáncer, enfermedad que se llevo a su madre.

Al llegar a la ciudad, Edgar se dirigió a la Expo organizada por los patrocinadores del evento, sin embargo, estaba muy lejos de saber qué tendría un día inolvidable. Ya en la Expo, no tuvo temor en subirse a la cinta que corre a la velocidad de Eliud Kipchoge, quien estableció  un récord mundial en el Maratón de Berlín 2018, de 2 horas, 1 minutos y 39 segundos.

Con la adrenalina que que nueve a todo corredor, subió a la linea que avanza a la velocidad de 2 minutos y 53 segundos el kilómetro. “La banda empezó a perder velocidad y yo me distraje un poco, volteé a ver a alguien mientras corría y perdí la estabilidad y caí de frente”.

Con solo 50 libras para 4 días de estancia en Reino Unido, termino en un hospital, donde le dijeron que requería de una operación que costaría 5 mil libras y que definitivamente, no podría correr.

“Empecé a llorar, les dije que no había esa posibilidad, que podía caminar”. Pocas horas después adolorido y con la clavícula inmovilizada, estaba frente a su ídolo Eliud Kipchoge, quien le firmo un autógrafo y hasta le acepto sacarse una foto.

Antes de la carrera comentaba “Voy a disfrutar. Voy a correr en mi mente y con mis piernas voy a caminar”.

Edgar, este domingo camino y completo los 42 kilómetros en 6:30:04.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search