• Les presentamos el relato de Luisa Rivas y Raul Jara, quienes participaron en el Maratón de Nueva York 2017. Para Luisa este fue su tercera participación, luego de las participaciones del 2002 y 2007. Para Raul, es su segunda participación, la primera fue el 2007 .

La ciudad de Nueva York está lista para recibir a más de 50.000 corredores que van  por sus sueños recorriendo sus 5 distritos (Staten Island, Brooklyn, Queens, The Bronx y Manhattan) en la Maratón más grande del mundo en su versión N° 48 y … Luisa y Raúl están ya listos para empezar esta linda aventura. Hemos dejado atrás duros  meses de entrenamiento, a veces difícil donde  la disciplina, la constancia, y la determinación han sido la base para lograr llegar a la primera meta: la línea de partida. Atrás quedaron los temores, traspasando a veces límites, pero con esa gran determinación de querer hacerlo.  Seremos dos más, dos chilenos, entre esta multitud de corredores esperando todos cruzar la meta feliz!

El despertador esa mañana suena a las 3am hora de empezar, el bus nos lleva al punto de partida a las 5 y ya pasado las 5:30 estamos en medio de miles de corredores esperando hasta que llegue la hora de nuestros respectivos encajonamientos. La espera es larga debemos ir a los corrales pasado las 8:30 y nuestra hora de partida será a las 9:50. Entre las 6 y la hora de partir se descansa, algunos duermen, comen algo, pero todos impacientes y ansiosos esperando el momento.

23270116_10214116943414025_2461664321261250989_oNos despedimos con Raúl para ir a nuestros respectivos corrales, y cerca de las 9:50 por fin se escucha la voz de Frank Sinatra y su canción “New York, New York….”, luego el cañonazo indicando que llegó el momento to de partir. Son las 9:53 y empezamos a correr, tratando de tomar nuestros ritmos, no es fácil ya que todo empieza con una gran subida de más 1km por el famoso puente Verrazano.

Todo el trayecto excepto en los puentes recibimos la energía del público que ha salido a alentar a los  miles de corredores, ellos no paran de decir hermosas palabras que ayudan a sentirse fuerte, importante y feliz, disfrutando cada milla de este gran evento, “la fiesta más grande del runnning “. Raúl corriendo con la bandera en su mano recibe además los vitalizantes  y continuos: Vamos Chile !!!

Y aquí vamos cada uno buscando su ritmo, corriendo por estos hermosos distritos y sabes ? Nadie  dijo que correr 42k 195m iba a ser fácil ni menos en un circuito donde no falta en ningún momento las subidas y bajadas. Vamos pasando milla tras milla hidratándonos en cada puesto, saludando a la gente, escuchando las bandas musicales y también sintiendo la llovizna y el frío que se siente está mañana.

Me siento cómoda y nada impide seguir en esta gran aventura. Ya en el puente Queensboro, pasado el 25k se empieza a sentir esta gran subida que se hace interminable pero ahí los recuerdos de los más duros entrenamientos surgen como energía para seguir!!

Ya pasado la milla 22 se divisa  el Central Park, quedan ya 4 millas pero aquí es cuando hay que traspasar la fuerza del corazón y alma a las fuerzas de las piernas que se debilitan, pero la fuerza mental no se agota jamás.

Siguen los miles de personas dando las mejores energías y por se ven un pequeño anuncio: “800m to go”, pero pareciera que son eternos hasta que finalmente sobre una última pendiente de subida se divisa la Meta y no es visión óptica es real!!

Solo la inmensa hace alegría te hace sonreír para la foto final… has llegado a la meta propuesta varios meses atrás. Luego de caminar unos pasos recibes tu anhelada medalla de Finisher, aquella que lucirás con orgullo de haberte superado a ti mismo.

Cruzar la meta es el sueño más lindo que un corredor pueda sentir, es emoción, alegría, fuerza, fortaleza y paz… no sé, son tantas cosas juntas que solo se pueden  resumir en “gracias a la vida que nos ha dado tanto”.

Luego llega otro momento especial, se empieza a caminar y el frío se apodera de estos cuerpos frágiles que lo han dado todo para alcanzar este hermosos sueño!

Todos caminamos como si viniéramos de una guerra pero felices, nos encontramos con Raúl y nos abrigamos con unos ponchos de polar que la organización entrega, aún con eso, el frío se siente intensamente, caminamos por más de una hora hasta llegar a nuestro destino, el cuerpo cansado pero el corazón feliz !

Captura de pantalla 2018-07-27 a las 7.36.50 p.m.Hemos corrido el Maratón más grande del mundo, Raúl por segunda vez NYC, 2007-2017 en su maratón N° 11, clasificando con su tiempo para Boston, obteniendo así un gran logro !!

Yo mi 3ª vez en NY en mi  maratón N° 18, obteniendo un tercer lugar en mi categoría, lo que me hace sentir feliz. En las dos anteriores obtuve un 2° lugar en el 2002 y 1er lugar en el 2007 en mi categoría!! Regalos de la vida!!

Obtener un podium en NYC es una gran caricia en  mi alma!

Y mirando al horizonte ya visualizamos los próximos desafíos de nuestro gran proyecto: las Six Majors. Chicago, Tokio, Londres, Berlín, y  la madre de las maratones, Boston, las que queremos correr en los próximos dos años.

Los sueños, más una plan, una meta, y las energías de la determinación!! Allá vamos… se puede!!

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search