• La deportista británica especialista en pruebas de fondo mantuvo por más de 16 años su récord mundial. En 2003 fue capaz de romper su propia marca e instaurar una nueva hasta que en 2019 batirían su tiempo por más de un minuto.

Esa atleta comenzó a destacar desde joven en campeonatos de cross country, llegando a ser la campeona junior en 1992. Luego, se inclinó a participar de carreras en pista de larga distancia. Llegó incluso a participar en los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 en los primeros años como profesional.

Siempre compitió en competencias de fondo, lo que la llevó a participar en varios campeonatos. Estuvo en el Campeonato del Mundo de Atenas 1997 en el que quedó cuarta en los 5.000 metros, también participó en el Campeonato del Mundo de Sevilla 1999 consiguiendo ganar la medalla de plata de los 10.000 metros y en sus segundos Juegos Olímpicos, los de Sídney 2000 acabó cuarta en los 10.000 metros mejorando su propia marca.

No sería hasta 2002 en que se destaparía y dejaría de estar a la sombra de sus rivales. Fue en el Maratón de Chicago donde se comenzó a hablar más de ella tras ganar la carrera. Realizó un tiempo de 2 horas, 17 minutos y 18 segundos logrando de esta manera quedarse con el primer lugar y el récord del mundo.

Pero, no sería hasta 2003 que haría algo que pocas personas han logrado en el deporte. Se inscribió en el Maratón de Londres, en el que era el objeto de miradas tras estar defendiendo su récord. Todas las competidoras estarían buscando vencerla y quedarse con la gloria.

En el inicio de la carrera Paula Radcliffe demostró sus habilidades. Ya para el kilómetro dos aproximadamente, se adelantaría a sus rivales y quedaría a la cabeza de la carrera junto con las atletas más fuertes. A mitad de recorrido la británica marcaba un tiempo de 1 hora, 08 minutos y 02 segundos. La rumana Dita Constantinba iba segunda a 1 minuto y 19 segundos de ella y resto del grupo estaba ya a más de tres minutos.

Al tener cierta ventaja su victoria era segura, pero la duda cabía en el tiempo con que terminaría la carrera. Finalmente logró romper su propio récord en más de 2 minutos, su tiempo fue de 2 horas, 15 minutos y 25 segundos

Este se mantuvo desde 2003 hasta 2019, cuando fue batido en más de un minuto por Brigid Kosgei. Radcliffe continúo compitiendo, pero no pudo volver a mostrar ese rendimiento que la llevó a romper su propia marca mundial.

  • Publicado por: Matías Méndez
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search