• “Parecía fácil, pero era realmente pesado”, asegura Paul Zwama, después de que acaba de establecer el récord mundial de la maratón en cinta rodante.

2 horas, 20 minutos y 45 segundos antes, la señal de inicio para sus 42 kilómetros y 195 metros sonó en la cinta. Eso es 55 segundos más rápido que el estadounidense Eric Blake, que había sido dueño de la marca durante más de diez años.

Aunque Zwama siempre enfatizó su éxito de antemano, más tarde admitió tener dudas cuando tuvo que bajar el ritmo después de 32 kilómetros. Luego volvió a mejorar y pudo aguantar un promedio de más de 18 kilómetros por hora.

La carrera no fue facil. Al principio hubo un leve pánico cuando se rompió la cinta. Rápidamente cambió a la segunda trotadora, que era para corredores que querían acompañar al corredor algunos kilómetros. Mientras corria, el atleta le indicó a sus ayudantes que volvieran a encarrilar el dispositivo defectuoso. Un poco más tarde podría regresar a su propia cinta.

Pero, por otro lado, las personas que rodearon a Zwama durante su intento de récord no dejaron de animarle en los momentos más difíciles de la prueba. Un último kilómetro lleno de ánimos y gritos como si la pancarta de meta estuviera esperándole en la cinta de correr. Al final, todo esfuerzo tiene su recompensa y Paul levanta sus brazos al aire porque sabe que nadie ha corrido una maratón más rápida en una cinta de correr.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search