• Este deportista chileno ganó los 100 metros planos en el Campeonato Nacional hace unas semanas. Antes de esto, se había hecho con la victoria en diferentes competencias a nivel sudamericano, pero ahora se mentaliza en seguir entrenando para los Juegos Olímpicos de 2024.

Su lazo con el deporte se da desde joven, debido a que en su colegio tenía la posibilidad de practicar atletismo. Comenzó a la edad de 10 años a entrenar en la categoría preparatoria, de esta manera siguiendo lo que a él más le gusta. También, le ayudaba que mostraba tener talento para esto.

“Siempre me gustó mucho el atletismo, sobre todo los 100 metros planos. Me encanta la velocidad, correr rápido, todo lo que es el entrenamiento de la velocidad”, dice Enrique Polanco.

Por un breve tiempo estuvo separado del atletismo, aproximadamente por dos años. Fue gracias a la insistencia de un entrenador que lo convenció que Enrique retomó los entrenamientos y la pasión.

“En segundo medio fue mi primera carrera y termine en 12.36 quede lejos de los que ganaron con 11.00, pero después de eso me fui dando cuenta que bajaba muy rápido mis tiempos debido al entrenamiento y comencé a ganarles a todos los demás. Eso fue como por 3 años seguidos que bajaba los tiempos”, menciona Enrique Polanco.

Así siguió entrenando y compitiendo cada vez más. Ya en el año 2011 es cuando termina el colegio y comienza su etapa en la universidad estudiando derecho, mientras lo  complementa con el deporte. Paralelamente ese mismo año fue cuando compitió en su primera carrera fuera de Chile.

Fue en el sudamericano de Medellín en el año 2011 en donde debuta. En esta primera experiencia él sale primero en su serie haciendo su mejor marca 10.84, luego realizó una carrera aún mejor en 10.76 para finalmente terminar en el séptimo lugar de esa competición quedando conforme con el resultado, pero sabiendo que podía dar más.

No había alcanzado su techo como deportista, es por eso que a medida que entrenaba y estudiaba en paralelo tenía metas que todavía no alcanzaba. Poco a poco comenzó a ver los resultados de esto y sabía que llegaría lejos.

En el año 2019 vivió su mejor y peor carrera. Por un lado esta su gran participación en el Grand Prix de Cochabamba y por otro lado está la sensación de que en la final del Sudamericano de Lima podía haber terminado de mejor forma la carrera.

“El 2019 fue mi mejor marca en el Gran Prix de Cochabamba ya había ganado ahí el año pasado con 10.45. Ese año llegaba bastante bien había hecho mis mejores marcas entrenando y yo sabía que iba a ir más menos a correr por los 10.30”, cuenta Enrique.

Ese gran nivel que venía demostrando dio sus frutos, a pesar de que la altura podría haber mermado toda esa confianza con la que llegaba. En la final haría su mejor marca hasta el momento llevándose el oro a casa.

“Logre hacer una muy buena carrera, pude partir bien para después mantener la calma, soltarme y bracear, que es lo único que pienso cuando corro. Se dio lo que esperaba correr bajo los 10.30 y logre hacer 10.25. Afortunadamente la altura no me afecto mucho, pero después de la carrera si, uno queda como si te atropellara un tren”, relata Enrique.

Esa hambre de victoria quería reflejarla en el Sudamericano de Lima de ese mismo año. Competencia que se llevó a cabo un mes después, terminando de una forma amarga para el atleta.

“Todo lo que sube, tiene que bajar” este dicho lo vivió Enrique Polanco en primera persona y es así como cuenta su desempeño en ese sudamericano:

“Andaba muy bien y me había metido cuarto en la final, pero termine octavo en la final. Cometí muchos errores, me equivoque y si pudiera volver corregiría muchas cosas, sobre todo desde la salida. Estaba un poco desconcentrado, esa fue una muy mala carrera y me dejo un poco dolido, porque venía de hacer buenas presentaciones”.

La pandemia llegaría unos meses después paralizando todas las competencias y la vida en general. Para Enrique esto significó perder a sus dos auspiciadores, debido a la crisis que se está viviendo, además de tener que entrenar en casa.

“Siempre he considerado un privilegio correr por amor al arte, porque me encanta y es lo que más me gusta hacer. Soy lo más profesional dentro del amateurismo, porque no percibo ningún tipo de ingreso por competir. Todo es amor al arte y pasión. Se debe juntar el dinero de donde caiga para poder invertirlo en rendimiento”, dice Enrique Polanco.

El tiempo pasaría y llegaría el 2021 entregándole nuevas oportunidades. Ya casi termina su carrera de derecho y en marzo pudo volver a competir preparándose para el Campeonato Nacional. “En marzo tuvimos 3 torneos que sirvieron harto, porque llevábamos casi una año sin colocarnos los tacos y correr con gente al ledo. Sin esas 3 carreras el nivel del Campeonato Nacional hubiera sido bastante menor”, menciona Enrique Polanco.

El deporte le sonreiría de nuevo en este último evento, en el cual se llevó la victoria en los 100 metros planos en un tiempo de 10 segundos y 47 centésimas. Esta mara alejada de su mejor rendimiento (10.25) no le alcanza para ir a Tokio, pero su objetivo ahora es el sudamericano que se disputara en poco tiempo.

Su gran objetivo y meta a largo plazo es estar en los Juegos Olímpicos de París 2024 y para ello entrena al máximo. Además, ese año sería el último en el que competiría, ya que con 26 años ve ese como el final de su carrera.

  • Publicado por: Matías Méndez
  • Fotografía: Oscar Muñoz
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search