• Dos meses después de su participación en Tokio 2020, la medallista de oro chilena y actual sostenedora de un doble récord mundial, reveló algunas anécdotas que marcaron su paso por las paraolimpiadas.
  • En un desayuno distendido en las oficinas de Toyota Chile, la atleta paralímpica también adelantó algunos de sus planes a futuro en relación a su carrera deportiva. 

El gran paso de Francisca Mardones por las paraolimpiadas de Tokio 2020, selló un importante capítulo para la historia del deporte nacional. Hoy, a dos meses de su participación, confiesa que casi no llegó al estadio, que quiere dejar la medalla en casa para los Parapanamericanos 2023 en Chile y que piensa en retirarse luego de París 2024.

En un desayuno organizado por la reconocida marca de autos japonesa que auspicia a la atleta, Toyota, el pasado viernes 15 del presente mes, la medallista paralímpica recordó con “tintes humor” su glorioso día en Tokio. “El día de la competencia en donde obtuve el oro y logré batir los dos récords mundiales, de camino al estadio, mi taxi se perdió, me dijo que no sabía donde quedaba el lugar y más encima no hablaba en inglés… por suerte llegamos justo un minuto antes de que cerraran las puertas y los resultados fueron aún más satisfactorios” recuerda Mardones aquella histórica jornada.

Han pasado algo más de dos meses y confiesa que recién ha estado dimensionando el valor de lo conseguido en la cita de las cinco argollas, “me ha costado darme cuenta del impacto del hito deportivo, un logro histórico. Soy la primera mujer chilena en conseguir una medalla de oro y todo es resultado de varios años de sacrificio”, comenta la actual sostenedora del máximo reconocimiento olímpico en las disciplinas de lanzamiento de bala y martillo.

En cuanto a sus próximos objetivos deportivos que vienen para el 2023 en Chile y 2024 en París, la Fran, espera estar preparada y espera poder dejar la medalla de oro “en casa”. “No me gustaría que la medalla se fuera a otro país, creo que romper los récords está un poco difícil -se ríe- pero espero llegar en las mejores condiciones para estos dos eventos deportivos que se vienen para el deporte nacional”, sentenció. 

La abanderada del Team Chile forma parte de la familia Toyota, marca que la ha acompañado en sus viajes, su vida cotidiana y triunfos deportivos. “Toyota para mi es un gran apoyo en mi día a día. Me ayuda a poder hacer mi rutina diaria más tranquila y también a la movilización”, finalizó la primera mujer en colgarse una medalla de oro en la cita paralímpica de Tokio.

  • Publicado: Miguel Andrade
  • Fuente:Alta Comunicaciones
  • Foto: Alta Comunicaciones
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search