• Este deportista del sur de Chile ha ganado múltiples maratones y otras competencias, además de haber representado a Chile. Hoy en día un poco más alejado del atletismo profesional sigue entrenando y compitiendo por su cuenta, ya que es algo que a él le apasiona.

Francisco Méndez es un deportista nacido y criado en la ciudad de Los Ángeles. Hizo sus estudios de básica en la Escuela Nº 1, Bernardo O’Higgins, y su enseñanza media fue completa en el Liceo Industrial, Samuel Vivanco Parada.

Su cambió de básica a media lo llevó a tener que buscar otros intereses. Esto debido a que él prefería jugar fútbol y no le interesaba tanto el atletismo. Aquello cambiaría justamente gracias a la influencia de un entrenador.

El 2004, y el 2005 comenzó a entrenar, considerado por él mismo como el año más difícil de toda su carrera deportiva. Era algo nuevo y tuvo que experimentar cosas nuevas como correr más de una hora, el reto de ir al aeropuerto y volver, un par de lesiones, para finalmente ya empezar a competir.

“Inicié en este deporte debido a que mi curso de primero medio se disolvió y el equipo de fútbol que teníamos se también. Tenía que hacer otra cosa y fue entonces que un entrenador se fijó en que tenía potencial de corredor y me llevó a practicar. Desde ese momento no he parado de correr”, relata Francisco Méndez.

En el verano de 2006, y a una corta edad, sería la primera vez que pasaría por su mente el retiro del atletismo. El entrenador que tenía en esa época no permitió que siguiera con esta idea de dejar el deporte.

“No estaba teniendo los resultados que quería como corredor. En ese momento mi entrenador me dijo que fuéramos a competir al Campeonato Nacional de Cross Country y según como me fuera determinaría mi futuro. Me fue bien, porque sigo corriendo”, cuenta Francisco Méndez.

Siguió corriendo y compitiendo, ya que en esa oportunidad logró salir campeón nacional de Cross Country, clasificando al sudamericano en Mar del Plata. Siguió compitiendo y adquiriendo logros importantes tanto a nacional como en el extranjero.

De esta forma llegaría a competir en una de las carreras que a él más le han gustado, la Wings For Life del año 2016. En ella representó a Chile de manera internacional en Italia frente a los demás equipos.

Cada carrera te muestra un aspecto diferente de ti y esta para él significó que pudiera ver el deporte de otra manera. En aquella competencia corrió 35 kilómetros en los que tuvo que pasar por todo.

“Pasé por muchas etapas, incluso más que en un maratón. En esta carrera hubo momentos en que me daban por muerto y volvía a correr. Vomite dos veces a nivel mundial y seguí corriendo. Los periodistas decían que Chile ya estaba muerto, pero seguía y seguía, hasta que finalmente logramos un tercer lugar”, expresa Francisco.

Otro logro importante dentro la carrera de Méndez que para él significa harto, fue haber ganado el Medio Maratón en Toronto, Canadá. Este reconocimiento llegaría de forma inesperada para él.

Comenzó en la parte final del maratón, pero sin darse cuenta estaba en el comienzo del medio maratón. Corriendo cerca de la línea de meta es que se percató de distancia en la que estaba compitiendo, terminando de esta forma como el ganador.

Dentro de sus victorias y marcas importantes está haber ganado las cinco maratones seguidas en Puerto Varas, cinco veces seguidas la Costa del Pacífico y haber logrado en la maratón de Santiago un quinto lugar.

Además, ser considerado el mejor chileno dos años consecutivos en la Maratón de Viña del Mar y tercero en la general detrás de los competidores provenientes de África. “Siempre me ha gustado desafiarme y desafiar a los mejores corredores de Chile y algunos de Sudamérica”, menciona él.

“Me considero un amante del correr y si me va bien es porque me gusta. No me cierro a nada, actualmente estoy corriendo trail y maratón”, añade.

Las lesiones no han faltado en su carrera profesional como atleta, pero hubo una que casi lo hace renunciar a lo que ama. En esos días en los que buscaba mejorar y ser el mejor sufrió del mal denominado “rodillas de corredor”.

“Fue un día que entendí mal el entrenamiento y me exigí en exceso. Al otro día no podía moverme, estaba asustado. El tratamiento duraría un año y no sabía si iba a volver a correr. Mi entrenador me apoyó y medio que iba a salir de esta. No podía correr 100 metros, a los 6 meses ya estaba mucho mejor”, relata Francisco.

Hoy en día continua entrenando mientras trabaja como carpintero en una construcción. Si bien no tiene demasiado tiempo para entrenar ha podido competir en carreas virtuales, las cuales tienen sus pro y contras. De esta forma Francisco destaca que ha podido apreciar más la naturaleza en este tipo de competencias.

 Sobre su futuro en el deporte dice, “No tengo metas (deportivas) y menos con la pandemia que no sabemos cuánto va a durar, algunos expertos han dicho que incluso puede durar cuatro años. Por el momento, solo quiero disfrutar de correr”.

  • Publicado por: Matías Méndez
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search