Nos juntamos con Matías Silva, joven de 22 años, pero con mucha experiencia en el atletismo, ya que se dedica a esto desde los 15 años.

El gran salto mediático de Matías, fue el 2014, cuando logro consagrarse como campeón Sudamericano Sub-23 en Montevideo, cuando obtuvo medalla de oro en 5 mil metros con un tiempo de 13:57 y en los 10 mil metros con un tiempo de 30:13.

Matías es atleta de la Corporación Maratón de Santiago. También es apoyado por Compressport, HCK kinesiología y es embajador de Squeezy Sports Nutrition.

Desde pequeño le gusto correr, pero su colegio no tenía taller de atletismo. Un profesor lo motivo a correr un cross country y lo gano. Ahí le recomendaron que se dedicara de manera más profesional. Y tomo su consejo. Su padre, quien fue atleta, lo aconsejo mucho durante ese periodo.

Comenzó en el estadio de Puente Alto, pero pronto le recomendaron que fuera a entrenar al Estadio Nacional, donde existían mejores condiciones para prepararse.

Mario Rodríguez, lo comenzó a entrenar en sus inicios, por el año 2009. Uno de sus principales referencia, en ese tiempo era Lucas Jaramillo, con quien tenía una linda pugna deportiva por esos años y quien lo obligaba a dar el máximo en cada competencia. Matías lo recuerda con mucho afecto, ya que Lucas en este momento está saliendo de una enfermedad que lo tuvo muy complicado.

El 2010 clasifico al sudamericano menor, que se realizo en Chile, compitiendo en 2 mil metros con obstáculos. Su primera competencia internacional. Luego  participo en el Mundial juvenil 2012 en Barcelona, sudamericano  juvenil de Montevideo, Uruguay el 2014 y el adulto 2015 en Lima, Perú.

Hoy su entrenadora es su polola Camila, situación que al principio fue complejo. Les costaba separar los roles, sin embargo, es algo que hablaron y hoy funciona perfecto.

Nos cuenta que su distancia preferida es los 21K, pese a que su mejor marca lo tiene en los 5 mil con un registro de 13,57. Sabe que va a ser un maratonista. Es un fondista de corazón.

Este año busco la clasificación a los Juegos olímpicos, corriendo el Maratón de Montevideo, donde termino segundo con una marca de 2:22:40. Prueba dura, ya que los primeros 21 kilómetros corrió con un fuerte viento en contra. Sintió el muro en el kilometro 33, sufrió, termino los últimos kilómetros y quedo satisfecho. En su preparación para esta carrera entreno entre 180 y 200 kilómetros semanales.

En este según semestre, participo el primer fin de semana de agosto en la Corrida Scotiabank, donde gano la distancia de 21 kilómetros con un tiempo de 1:04:52. Posteriormente Matías, viajo a correr el último fin de semana de agosto, el Maratón de Puerto Varas, prueba en la que participo por primera vez, y logro quedarse con el primer lugar en la media maratón, cronometrando 1:08:09.

Ya en septiembre, participo en la Corrida Fiestas Patrias de Puente Alto, donde termino segundo en los 8K, con un tiempo de 24:56.

en la última carrera previa al Maratón de Viña del Mar, Matías participo en la Global Energy Race, competencia que gano con un tiempo de 31:02 y recibió como premio, el pase directo a la Global Energy Race que se realizará el próximo año en la ciudad de Beijing, China.

Llego muy bien preparado al Maratón de Viña del Mar, donde en el medio maratón masculino termino en segundo lugar con un tiempo de 01:05:33. Prueba que lo dejo satisfecho, ya que gran parte de la prueba lo hizo junto al ganador de la prueba.

En su última prueba, Matías culmino en tercer lugar de los 10K de la Corrida Aniversario de la Universidad de Talca, que se realizo el pasado domingo. Su tiempo fue de 30:28.

Matías nos comenta que le gusta mucho el fenómeno del running y cree que las carreras de calle no serian lo mismo sin el apoyo de la gente. De igual forma, lamenta que este fenómeno no se traspase a las pruebas de atletismo en pista, donde corren habitualmente con tribunas vacías. Se siente reconocido, lo motiva que se le acerque la gente a saludarlo y pedirle consejos.

Nos cuenta, que durante un tiempo si hizo fanático de las carreras de calle, corriendo sábados y domingos, pero le pasó la cuenta y tuvo una periostitis. Lo que ahora lo obliga a seleccionar las carreras en las que participara. Claramente, por la falta de apoyos, la elección pasa por los premios que entrega la competencia, ya que eso lo ayuda para los gastos del mes.

También nos comenta sus secretos para no lesionarse. Superficie y calzado. Su entrenamiento de kilometraje los realiza preferentemente en maicillo y sus zapatillas cambian las cuanto cumplen su kilometraje.

Su sueño como maratonista es correr Berlín, principalmente porque es la carrera más rápida del mundo.

Lo que viene para Matías, es la Corrida Consalud en noviembre y tiene pensado viajar a España en febrero, a correr la temporada de Cross. Se preparara para los 21K del Maratón de Santiago, donde en dos oportunidades ha terminado en 3er lugar en la misma distancia y luego los juegos sudamericanos de junio, donde su objetivo es ser campeón sudamericano.

Agradecemos a Matías por su gran disposición y por la grata compañía y le deseamos mucha suerte en lo que viene.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search