Soy una corredora que lo hace por hobby, compito conmigo para vencer mis propios obstaculos. Siempre mire la maratón de Santiago muy lejana, 10k eran mucho para mi. No me sentía capaz, pero un día me dije ¡¡si puedo!!  Tengo las ganas y lo haré, espere ansiosa las inscripciones, hasta que llegó el momento, el primer día me inscribí.
Ya estaba inscrita y tenía que dar todo de mi y lograr cruzar la meta y sería doble misión porque lo haría con mis dos hijos, una de 17 y otro de 11 años.
Soy de Antofagasta por lo tanto tuve que viajar el día sábado, llegando a Santiago me fui directamente a retirar el kit. Ya en mis manos estaba feliz, ansiosa, nerviosa, expectante… que emociones más bellas podía sentir..
Llego el día, casi no pude dormir, me levanté temprano con mis pequeñas máquinas, tomamos un desayuno liviano y nos fuimos. Algo perdidos en el encajonamiento pero ya estábamos instalados. El ce -ache -i y el recuento me pusieron los pelos de punta, estaba más que feliz, partimos y cada kilómetro que pasaba lo disfrutaba más no sentía cansancio y nunca lo sentí, y mis pequeñas máquinas al ritmo mío, logramos pasar la meta en menos de una hora y con eso la misión estaba cumplida!!! Nada es imposible cuando se quiere se puede!!! 

Carolina Varas

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search