• Un corredor de una prueba de 5 kilómetros que se celebró simultáneamente colapsó y cayó al suelo.
  • Frease se paró para ayudar al corredor y practicarle una reanimación cardiopulmonar que consiguió volverle a la vida.

Davis Frease iba en segunda posición en el Big Bear Triathon cuando vio a un corredor con problemas en el suelo. Era un corredor que participaba en una carrera simultánea de 5 kilómetros y que dejó de respirar. Frease no dudó en momento en practicarle una reanimación cardiopulmonar, de la que, afortunadamente, sabía y mucho.

Frease, militar y estudiante de medicina estadounidense, se preparó como siempre para tener una gran actuación en la prueba, que se disputa en California, Estados Unidos. Lo que nunca pensó es que iba a convertirse en héroe por una cuestión extra deportiva, por salvarle la vida a otro atleta.

Lo cierto es que cuando estaba en el segmento de corrida en la modalidad olímpica, en segunda posición y ya con la vista clavada en el líder, a quien tenía entre ceja y ceja, una situación lo sacó de su concentración. Se trataba de supervivencia, de instinto. 

Un atleta había colapsado y parecía inmóvil, otro competidor que había parado pedía ayuda a los gritos. Enseguida, Frease entendió que se trataba de algo grave. 

Al igual que el otro competidor detenido, también pidió ayuda médica, pero al sentir que el corredor que estaba en el suelo ya no respiraba, decidió actuar, implementando lo que sabe de medicina y lo aprendido en el ejército. 

Poco después de lo sucedido, todos reconocieron a Frease como el ganador de la carrera, por salvarle la vida al atleta que agonizaba.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search