Niiya Hitomi, deportista de 32 años, que posee el record nacional japonés de media maratón, además de dejar en claro su disgusto por correr, anunció su regreso a las pistas haciendo saber que aún le quedan hazañas por lograr.

Cuando su carrera comenzó prometía ser una de las mejores del mundo, pero su retiro a temprana edad impidió esto. Irrumpió en la palestra deportiva tras conseguir ganar el Maratón de Tokio con tan solo 18 años. Su tiempo en aquella competencia del 2007 fue de 2:31:01 horas siendo este su debut en distancia.

Luego de alcanzar este logro, pudo competir en varios campeonatos mundiales alcanzando la etapa final en más de alguna competición. Sus mejores presentaciones fueron un noveno y quinto puesto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y en el Campeonato Mundial de Moscú 2013.

Tras su retiro en 2014 con tan solo 25 años tuvo un receso. Tuvieron que pasar cuatro años para que volviera a las pistas. Se convirtió en la primera ganadora japonesa en el Zatopek 10K en Australia en diciembre de 2018.

El año pasado y después de convertirse en el record japonés en el Medio Maratón de Houston con un tiempo de 1:06:38, dijo lo siguiente “Odio correr, es solo dolor y sufrimiento para mí. Pero es mi trabajo y me pagan por hacerlo, así que tengo que hacer mi trabajo”.

Además, agregó el motivo de su regreso a las pistas, “La razón por la que he regresado después de retirarme es por mí. Correr es mi trabajo y es lo que mejor se me da. Siento que todavía tengo trabajo que hacer”.

Otros deportistas que solo hacen su trabajo

Existen otros quienes piensan similar a Hitomi Niiya, debido a que solo se dedican a practicar deporte, porque lo ven como trabajo y no por pasión a este.

En los Juegos Olímpico de Río 2016, Wayde van Niekerk ganó los 400 metros registrando un nuevo record mundial con un tiempo de 43:03 segundos. “¿Qué si todavía odio los 400? Sí, con toda mi alma, pero reconozco que esta prueba me ha traído a donde estoy, así que no puedo quejarme”, mencionó el campeón tras ganar la competencia.

Otro caso es el tenista de Kazajistán, Alexander Bublik (Ranking 49° del circuito ATP) quien declaró lo siguiente para el medio francés L’ Equipe, “Odio el tenis con todo mi corazón. Odio todos los días que tengo que jugar. Para ser sincero, no veo un punto positivo en ser tenista. Solo juego por dinero. Si no hubiera dinero en juego, me detendría de inmediato”.

Mario Balotelli el jugador de fútbol que estuvo en equipos como el Manchester City, A.C. Milan y el Liverpool es conocido por ser un personaje que llama la atención. Ante la pregunta sobre por qué no celebraba sus goles dijo: “No celebro mis goles, porque es mi trabajo. Cuando un cartero entrega una carta, ¿acaso lo celebra?”.

  • Publicado por: Matías Méndez
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search