• Frente a la decisión de cuarentena preventiva, como medida para evitar el aumento en casos de contagio por el virus en Chile, gran parte de las empresas optaron por el teletrabajo para el resguardo de sus colaboradores. Sin embargo, esta alternativa, sumada a la preocupación por el escenario actual, puede llevar a cuadros de ansiedad, estrés y angustia.

El escenario actual que vive el país preocupa por la cantidad de personas que está cumpliendo cuarentena en sus casas con temor y estrés por la sobre información y por los nuevos casos de contagio que se anuncian cada día. Pero, ¿dónde buscan la calma o respuesta frente a estas emociones? En los medicamentos. Según el Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile, se estima que durante un año se venden cerca de 4 millones de cajas de benzodiazepinas, siendo el alprazolam, clonazepam y diazepam los más comprados. Es más, Chile es el cuarto país de Latinoamérica que más consume este tipo de fármacos, después de Venezuela, Uruguay y Argentina. Estas cifras podrían crecer en tiempos de crisis.

Para la mayoría, estar en casa y trabajar en esta modalidad sería un sueño, pero la situación a nivel país y mundial llevó a tomar esta decisión a la mayoría de las empresas provocando confusión en muchos de sus colaboradores. Según Juan Pablo Hinrichsen, socio co-fundador de MuvPass, plataforma web de servicios deportivos, “como han recomendado especialistas de la salud, lo ideal es seguir con la rutina diaria como por ejemplo tomar desayuno en un horario determinado, organización en la alimentación e incorporar la actividad física en el hogar ”.

Según expertos del área de la salud mental, es normal sentir rabia, angustia, miedo, incertidumbre, tener problemas para dormir, ansiedad y desgano durante el periodo de cuarentena obligatoria, o bien, mientras se cumple con aislamiento voluntario por el Covid-19. Sin embargo, se debe evitar llegar a cuadros clínicos que afecten a la salud mental de las personas, pero ¿cómo hacerlo en las cuatro paredes de la casa? Juan Pablo recomienda, según su experiencia, algunas prácticas para darle espacio a la distracción a pesar de la preocupación y el encierro:

  • Entrenar en casa: Tener una rutina de ejercicios para ayudar a desconectarse y contribuir a la salud física y mental. En la plataforma de MuvPass y en sus redes sociales (@MuvPass) se pueden encontrar rutinas de sus diferentes centros asociados para seguir en actividad con las diferentes disciplinas.
  • Conectarse con amigos o familiares: Aprovechando la tecnología, hoy se pueden hacer videollamadas por diferentes plataformas, para no sentir soledad y salir del problema por algunos minutos.
  • Música: Poner música que nos guste, cantar y/o bailar nos ayuda a liberar endorfinas y a botar las emociones que nos hacen sentir ansiosos o angustiados.
  • Cocinar: Esta puede ser una excelente instancia para descubrir una habilidad. Aprovechando las redes sociales se pueden conseguir recetas saludables y sabrosas para hacer en casa.
  • Meditar: Buscar un lugar en casa para pensar y conectarnos con las emociones puede ser muy enriquecedor.

“La elección de la actividad estará relacionada directamente con los gustos de la persona, hoy lo importante es darle prioridad a sentirse bien y evitar el estrés”, finaliza Hinrichsen.

  • Publicado por: Miguel Andrade
  • Fuente: VF Comunicaciones
  • Foto: VF Comunicaciones
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search