Es una manera eficiente y económica para mejorar el nivel de tu estado físico, dado que no necesita de ningún equipo especial. El burpee es un ejercicio para todo el cuerpo, que se usa para aumentar la fuerza y la resistencia cardíaca. El Burpee es un ejercicio de combinación única, que puede quemar grasa, moldear los músculos y aumentar la resistencia al mismo tiempo, que requiere de equilibrio, fuerza y ​​flexibilidad. Generalmente se realiza en cinco pasos, aunque existen variantes.

El burpee es beneficioso cuando se trata del acondicionamiento del cuerpo y del crecimiento central de los músculos. La sección pliométrica del movimiento, al saltar tan alto como puedas o moverse hacia adelante durante el salto de distancia del burpee, ayuda a mejorar tu capacidad de movimiento explosivo. Con cada repetición, estarás trabajando todo tu cuerpo y todos tus músculos. Este único movimiento prueba, tanto la fortaleza como la capacidad cardíaca. Debido a su intensidad, es una manera efectiva de quemar grasa y aumentar tu metabolismo.

Para hacer un burpee debes empezar poniéndote en cuclillas, con tus manos en el piso frente a ti, ligeramente más separadas de el ancho de tus hombros. Patea tus piernas hacia atrás mientras mantienes la parte superior del cuerpo en su lugar, en posición de flexión. Cae sobre los dedos de tus pies con el cuerpo en posición recta e inmediatamente vuelve tus pies a la posición inicial. Salta a partir de esta posición, lo más alto posible en el aire y vuelve a la posición en cuclillas. Debes hacer esto tan rápido como puedas, sin poner en peligro tu equilibrio.

Si eres más pro, puedes agregar algunas variantes. Se puede hacer con una flexión entre el aterrizaje en la posición de la flexión y la vuelta a la posición en cuclillas. La distancia del salto del burpee incluye saltos hacia delante en cada salto, al final de cada repetición. El burpee también se puede hacer bajo una barra de resistencia. Toma la barra cada vez que saltes y haz un levantamiento. La variante más difícil de los cuatro, es el burpee de una sola flexión. Este se hace sólo con una flexión del brazo. El ejercicio en general puede ser menos desafiante. Haz el ejercicio sin saltar o dobla las rodillas y descansa en el suelo mientras realizas la flexión.

Si experimentas alguna sensación de ardor en las articulaciones, especialmente en los hombros, debes parar. Te causarás más daños que beneficios si intentas seguir con el ejercicio. También corres el riesgo de lastimarte una rodilla o un tobillo, si tu postura es inestable. Debido a su intensidad al gran impacto del burpee, no es recomendable si tienes problemas en las articulaciones, especialmente en los hombros y en las rodillas. Empieza despacio y mantén el control de todos los pasos que hagas en cada movimiento.

 

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search