• Si te tomas en serio el Running, la periodización es una excelente técnica de entrenamiento para garantizar un progreso sin lesiones. Esto se debe a que ofrece un enfoque planificado y sistemático del entrenamiento, lo que te asegura que seguirás mejorando y logrando avances.

Pero ¿qué es esto? es una forma de segmentar el entrenamiento para mejorar progresivamente tu nivel de forma física y minimizar al mismo tiempo el riesgo de lesiones y agotamiento. 

Para asegurarte de que estás mejorando constantemente, tu programa de entrenamiento debe ser variado y debe hacerte salir de tu zona de confort de modo que tu cuerpo se vea desafiado y se adapte. Este concepto de periodización es aplicable a todos los tipos de entrenamiento y se puede implementar en cualquier momento creando un plan dividido en ciclos específicos. 

Por lo general, se usan tres ciclos para la periodización.

1. El microciclo:

Un microciclo es el ciclo de entrenamiento más corto, que generalmente dura una semana y consiste en un patrón repetido de workouts.

2. El mesociclo:

Un mesociclo es un bloque de entrenamiento compuesto por varios microciclos que apunta a desarrollar una habilidad atlética específica, como la resistencia, la fuerza, la potencia, la velocidad o una combinación de todas ellas. Un mesociclo puede durar entre algunas semanas y varios meses.

3. El macrociclo:

Un macrociclo es el periodo de entrenamiento más largo de los tres y se compone de varios mesociclos para lograr un objetivo. 

Pongamos el ejemplo de correr una maratón. Cuando comienzas a entrenar, debes tener un objetivo final en mente. Para entrenar para lograrlo, es importante que dediques el tiempo suficiente a aumentar tu resistencia de carrera en la primera fase. Esto se logra incrementando la distancia de tus carreras largas y trabajando al mismo tiempo la velocidad con sprints cortos en cuesta, por ejemplo. 

A partir de ahí, siguiendo la lógica de la periodización, los próximos mesociclos deben incluir microciclos destinados a desarrollar los otros ritmos de entrenamiento entre los ritmos de resistencia y velocidad que has trabajado hasta que finalmente puedas concentrarte en tu ritmo de carrera específico a medida que se acerca el día de la carrera.

La ciencia ha demostrado que el desarrollo de una o dos cualidades atléticas por mesociclo, junto con una transición cuidadosa hacia las otras fases, brinda los mejores resultados de rendimiento. Sin embargo, recuerda que es importante mantener las habilidades atléticas que has desarrollado a través de un mesociclo a medida que avanzas hacia el siguiente. Esto se puede hacer simplemente realizando un workout del mesociclo anterior cada 2-3 semanas; de lo contrario, es probable que pierdas esa habilidad que has trabajado tanto y tan duro para obtener.

Finalmente, la última etapa de preparación para una carrera, llamada tapering, consiste en reducir el volumen y la intensidad del entrenamiento en las semanas previas a la carrera. El objetivo es que puedas deshacerte de toda la fatiga residual que has acumulado para poder competir con un tanque lleno de habilidades y energía. 

Cuando se trata de correr, la periodización es la clave para liberar tu potencial de rendimiento. Al segmentar tu entrenamiento en ciclos, te mantendrás encaminado hacia tus objetivos sin estancarte ni agotarte. ¿Suena complicado? No te preocupes, en Club Deportivo Frontt contamos con entrenadores profesionales capaces de mantenerte en la dirección correcta hacia tus objetivos, diseñando en plan de entrenamiento que necesitas para lograr tus metas.

Para más info sobre nuestros entrenamientos escríbenos a [email protected].

¡No entrenes solo, únete a Frontt!

  • Publicado por: Christine O’Ryan
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search