Siempre hemos oído hablar de la planificación del entrenamiento, sabemos de su importancia y somos perfectamente conscientes de la relación directa que tiene con el éxito deportivo. Realmente, la planificación es una ciencia, o más bien, un compendio de varias ciencias donde la fisiología, la nutrición y la psicología van de la mano hacia la búsqueda de un mejor rendimiento

A la hora de diseñar una planificación debemos tener en cuenta una serie de premisas:  el tipo de deporte, el entrenador, los deportistas (sus características, su nivel y su disponibilidad para entrenar), el material y las instalaciones disponibles, etc.

Una vez conocido y estudiado todo lo anterior, el siguiente punto sería determinar los pasos a seguir:

  • Analizar y evaluar la temporada anterior.
  • Determinar las aspiraciones, el interés y la motivación del deportista.
  • Conocer y estudiar el calendario de competiciones.
  • Definir los objetivos principales.
  • Seleccionar el modelo de planificación.
  • Estructurar la temporada en macrociclos, mesociclos y microciclos.
  • Desarrollar las sesiones de entrenamiento por microciclos.
  • Evaluar el progreso del entrenamiento de una forma continua y al final de la temporada.

El elemento más importante que debe caracterizar una planificación son los objetivos a conseguir. Es muy importante que éstos estén basados en aspiraciones reales. Están, por una parte, los objetivos generales (de una temporada) y, por otra, los objetivos más concretos a corto plazo.

Debemos conocer de antemano el calendario de competiciones para determinar los objetivos y orientar todo el proceso de la planificación hacia un fin o fines concretos.

También tenemos otra serie de elementos como son los contenidos (conjunto de actividades que permiten conseguir los objetivos) o los ejercicios (son la base de la estructura de la planificación).

La evaluación nos sirve para comprobar si el proceso de entrenamiento marcha correctamente o si debemos cambiar elementos o incluso objetivos.

Es muy importante tener en cuenta que, en función de cómo y en qué momento se apliquen las cargas de entrenamiento, las adaptaciones resultantes pueden ser muy diferentes. Debemos ajustar la duración de las fases de carga según la orientación del entrenamiento para, así, conseguir una evolución del rendimiento gracias a las supercompensaciones provocadas. Prolongar o acortar estas fases impedirían el progreso, por exceso o por defecto. Con esto queremos decir que, a la hora de elaborar el diseño de una planificación, debemos tener muy en cuenta la duración de cada fase o periodo, a fin de lograr las pretendidas mejoras en el rendimiento deportivo. Por ejemplo, un mesociclo de volumen para un deporte de resistencia, debe tener la suficiente duración para provocar las necesarias adaptaciones que ayuden, posteriormente, en el mesociclo competitivo,  a que el momento de máxima forma sea mayor y lo podamos mantener durante un tiempo más largo. Si este periodo es demasiado corto, no lograremos las adaptaciones que pretendemos, y, si es demasiado largo, podemos provocar un estancamiento en el progreso del proceso del entrenamiento.

Como conclusión, no debemos entender el entrenamiento como una simple consecución de sesiones sueltas, sino como un conjunto que constituya todo un proceso elaborado con conocimiento y con inteligencia. Una misma sesión de entrenamiento puede resultar muy beneficiosa si la realizamos en un determinado momento, o perjudicial si la hacemos en otro. Es por esto que no van a ser las sesiones por sí solas las que nos van a hacer mejorar, pero seguro que sí lo hará todo un proceso de entrenamiento bien planificado.

El entrenamiento deportivo es siempre una alternancia de estimulación y adaptación. Los estímulos (la carga) deben ser los adecuados en cada momento, y si no hay supercompensación no habrá adaptación, es decir, no habrá mejora. Y no nos olvidemos de que entrenamos para mejorar, especialmente si competimos.

Por último, no debemos olvidar la monitorización del entrenamiento de los deportistas, es muy importante que los entrenadores puedan ver si el plan de entrenamiento esta funcionando o hay que adecuarlo, es por esto que es de suma importancia que un porfesional realice tu plan de entrenamiento y lo supervise, Club Deportivo Frontt cuenta con profesionales en diferentes ramas deportivas, dentro de las cuales cada coach programa sus sesiones de entrenamiento con el fin de que cada deportista logre los objetivos que se ha propuesto, si quieres más información sobre los horarios y entrenamientos puedes escribir a [email protected]

  • Publicado por: Christine O’Ryan
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search