Los problemas de deseo sexual, son cada vez más frecuentes o, por lo menos, cada vez la gente consulta más. El mejor remedio, el running. No quiere decir que por correr su problema sexual está resuelto, pero lo cierto es que el correr mejora la vida sexual por un motivo meramente coyuntural. Por ejemplo, el correr te provoca que pierdas peso al quemar carbohidratos y, sobre todo, grasa. Disminuir tu peso va a hacer mejorar tu capacidad física y lo vamos a notar rápidamente en tu cuerpo.

Por otra parte, está demostrado que al correr tu cuerpo produce una serie de hormonas entre las que se encuentran las endorfinas. Este tipo de hormonas nos hace sentir en un estado pleno de euforia o placer, por lo que, cuando acabamos la rutina de entrenamiento puede ser un buen momento para ponerse cariñoso con la pareja.

En las disfunciones sexuales de la mujer, el problema más frecuente es el llamado deseo sexual hipoactivo. En el caso del hombre, la testosterona juega un papel crucial ante el síntoma de falta de libido. Algunas opciones de tratamiento para ambas situación, no debemos olvidar el posible efecto beneficioso de las cosas sencillas y los cambios en el estilo de vida.

Diversos estudios señalan que 15 o 20 minutos de ejercicio moderado pueden aumentar considerablemente la producción de testosterona en el organismo. Un estudio entre 250 hombres y mujeres realizado en la Universidad de California reveló que las personas que realizan ejercicio físico un promedio 40 minutos diarios tienen el doble de actividad sexual que aquellas personas que dedican 20 minutos diarios a ejercitarse en disciplinas como caminar o correr y no digamos en comparación con los que llevan vida totalmente sedentaria.

El estrés es un elemento que juega un papel central y afecta de manera clara al deseo sexual tanto en hombres como en mujeres. El estrés que afecta al libido tiene su origen en la ansiedad o en las preocupaciones de una persona sobre su propia imagen, tanto intelectual como corporal. El estrés prolongado reduce la producción de testosterona. Así se puede explicar la razón porque muchas personas experimentan la baja del deseo sexual cuando están bajo sus efectos y por el contrario, un aumento del mismo con ejercicio regular para conseguir eliminarlo.

Un estudio de la Universidad de Harvard, que afecta únicamente a los hombres, demuestra que con andar unos 30 minutos al día existe un 41% menos de probabilidades de padecer disfunción erectil, y sugieren que una actividad deportiva moderada como el running a partir de los 50 años disminuye también el riesgo un 30%.

Para acabar con esta serie de ventajas, está demostrado que el running reduce moderadamente el efecto negativo de las migrañas. Con una actividad semanal y constante de running podremos poner punto y final a la tan manida excusa.

Un buen remedio natural para mejorar nuestra vida sexual en pareja combatir es proponernos a hacer ejercicio físico con regularidad.

  • Publicado por: Miguel Andrade
  • Fuente: ViRun
  • Foto: ViRun
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search