• Todos sabemos lo importante que es una buena hidratación, pero no sólo durante el ejercicio, sino que también antes y después.
  • Te dejamos los consejos de las nutricionista Macarena Gonzalez y Barbara Arancibia para que tu entrenamiento no se vea afectado por problemas de hidratación.

Nos encontramos en pleno verano y las altas temperaturas provocan que tengamos una pérdida de agua mayor al momento de ejercitarnos. Ante esto debemos tener claro cómo mantenernos hidratados para no poner en riesgo nuestra salud.

Hoy en día el realizar actividad física se ha vuelto muy importante, debido a que nos permite mejorar nuestra salud física y mental. Por lo mismo para poder realizar ejercicios de manera adecuada debemos tomar en cuenta varios factores y uno de los más importantes es la hidratación.

Cabe recordar que debemos ingerir dos litros de agua de forma regular a lo largo del día para mantener los niveles óptimos de agua en nuestro cuerpo. Por otro lado, se debe tener en cuenta que al practicar deporte vamos perdiendo líquidos según la actividad que vayamos realizando, por ejemplo tras correr una hora nuestro organismo puede perder en torno a 1,8 litros.

Antes de entrenar

El Instituto de Investigación Agua y Salud de España recomienda que debemos ingerir antes de entrenar, para mantener un nivel hídrico adecuado, la cantidad de 500 ml 1 o 2 horas previas.

La nutricionista Macarena González se refirió al hecho de estar hidratados antes de ejercitarnos: “La correcta hidratación previa nos asegurará gran parte del rendimiento deportivo. Hay que recordar que nuestro cuerpo está formado en gran cantidad de agua. Si se llega deshidratado a un entrenamiento bajará la cantidad de sangre que lleva oxígeno y nutrientes a la musculatura (y otros órganos), por lo tanto no habrá un buen desempeño físico”.

Además, habló sobre algunos síntomas que podríamos experimentar si comenzamos con el ejercicio deshidratados, “el cuerpo pierde la capacidad de termo regular la temperatura corporal de manera adecuada, provocando malestares o incluso pérdida de consciencia”.

Durante el entrenamiento

En este punto nuestros cuerpos están sintiendo el ejercicio realizado y debemos hacer una pausa para beber agua. Uno de los errores más comunes que se cometen es la ingesta de líquidos en exceso, lo que da como resultado que nos sintamos más pesados y nos cueste retomar la rutina.

Ante esto la nutricionista Bárbara Arancibia recomienda beber “Un promedio de 500 ml por hora fraccionado en tomas de 125 ml cada 15 minutos considerando que es el protocolo estándar, ojo que esta recomendación es muy general y lo adecuado es hacer el cálculo personalizado. Esto debido a que a pesar que la deshidratación es peligrosa la sobrehidratación también lo es, y puede provocar una hiponatremia que en casos graves puede provocar la muerte”.

Después de entrenar

Al finalizar nuestra rutina o actividad física es cuando más sentimos la necesidad de recuperar las energías gastadas, ya que durante el ejercicio se producen pérdidas importantes de líquidos y electrolitos.

Dentro de los consejos que entrega la nutricionista Bárbara Arancibia esta: “Recuperar la cantidad de líquido perdido, debido a que favorece la recuperación y también dismuye la probabilidad de lesiones”. ¿Cuánto es lo que debemos beber para volver a estar hidratados? “Un cálculo simple es ingerir 1 litro por kg de peso perdido”, menciona la nutricionista.

  • Publicado por: Matías Méndez
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search