• Un estudio revela que la cantidad de mujeres que participan en maratones ya es igual, incluso ligeramente mayor, que la cantidad de hombres que corren.

Según el estudio de The State of Running 2019, hay casi más mujeres corriendo maratones que hombres. En este estudio, que analizó datos mundiales de 70.000 carreras entre 1986 y 2018, por primera vez en la historia, las participantes superan en número a los participantes masculinos. La participación femenina aumentó de menos del 20% en 1986 a más del 50% en 2018.

Pero si existe prácticamente un vínculo en la participación de hombres y mujeres en la carrera, la igualdad no se refleja en los aspectos biológicos. Por ejemplo, algunas características dan una ventaja a las mujeres y otras pueden considerarse obstáculos a superar.

Los corazones de las mujeres tienen menos peso que los de los hombres. Un corazón de una mujer puede pesar entre 320 y 370 gramos, y el de un hombres entre 400 y 450 gramos. En corazones más pequeños, hay menos bombardeo de sangre, y el volumen de oxígeno enviado a los músculos es más pequeño.

Otra diferencia está en la cadencia. Las mujeres a menudo tienen ritmos más estables, lo que puede ser una ventaja para correr. Según un análisis de la página web RunRepeat, las mujeres tienden a tener un ritmo 18.61% mejor que los hombres en las competiciones.

Las mujeres también tienen otra ventaja: más tolerancia al lactato. El lactato se produce en el cuerpo cuando realizamos actividad física, y su exceso puede dificultar el rendimiento. Pero si las mujeres son más tolerantes a este compuesto orgánico, pueden desarrollarse más eficazmente en competiciones de larga distancia.

Por otro lado, como desventaja, las mujeres son más propensas a sufrir lesiones debido a la menor fuerza en el abdomen y la espalda baja. La prevención sería ejercitar mejor esta área, incluida la pelvis.

Otros datos: en 1986 la edad promedio de los corredores en las pruebas populares era de 35,2 años y actualmente, 39,3 años. Una curiosidad: cuando una persona “estrena” una categoría (treintañero o cuarentón, o aún cincuentón) las posibilidades de anotarse en un maratón crecen un 13,3% (un 15% en el caso de las mujeres. También ha crecido el peso de la franja entre 40 y 50 años: son el 28,6% de los corredores de maratón.

Si quieres conocer el estudio completo visita en siguiente enlace.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search