• Este atleta brasileño logró lo que muchos buscan, pero no alcanzan. Llegó a ostentar el record del mundo tras participar en la Maratón de Berlín en 1998. Aquello lo convirtió en el único deportista de Sudamérica en alcanzar esta hazaña, incluso hasta en estos días.

De orígenes humildes en Brasil, Ronaldo da Costa desde muy joven e influenciado por su hermano gemelo Ronildo se dedicó a correr. Primero fue por diversión, pero cada vez se fue profesionalizando más y más, incluso llegando a competencias internacionales. Pero, no sería hasta 1992 en que daría el gran salto.

En ese año compitió en el campeonato brasileño de media maratón, en donde obtuvo el tercer lugar. Esto le significó ganarse un puesto en la selección brasileña para disputar el Campeonato Mundial de Media Maratón de 1994 llevado a cabo en Oslo, Noruega.

En aquel evento realizó una actuación que lo colocaría dentro de la elite del atletismo mundial. Llegó en tercer lugar con un tiempo de 1 hora y 54 segundos detrás de Khalid Skah y Germán Silva. Durante los siguientes años iría participando en diferentes desafíos como los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, en los cuales tristemente no pudo conseguir una medalla.

Su mayor hazaña sería realizada en Berlín en el año 1998. Todo se alineo para que Ronaldo da Costa lograra el record mundial, incluso el clima lo acompañaba con unos agradables 15 grados y sin viento. El atleta brasileño corría por segunda vez en el Maratón de Berlín, luego de que el año anterior terminara quinto.

En la edición del 98’ no solo ganó con un tiempo de 2 horas, 6 minutos y 5 segundos, sino que consiguió dos hechos históricos hasta ese momento. El primero fue convertirse en el primer corredor sudamericano en tener un record mundial en una maratón (logró que mantiene, incluso hasta en estos días). El segundo hito sería ser el primer deportista en bajar de los 3 minutos el kilómetro con una marca de 2.98.

Había destronado al deportista etíope Belayneh Dinsamo, quien había mantenido el record durante 10 años. Posterior a lo logrado en Alemania, Da Costa no pudo igualar o superar esta hazaña. Terminó Londres en el lugar 17° en 1999. Tras cuatro años volvería a correr en Berlín en 2002, pero no pudo ni siquiera estar dentro de los primeros diez participantes.

Su record se mantuvo por cuatro años hasta que el atleta marroquí Khalid Khannouchi se lo arrebataría en el mismo año que volvió a correr a Berlín. Esto durante el Maratón de Londres, en la cual bajó en un minuto aproximadamente el record.

A sus 28 años Da Costa se había convertido en toda una estrella del deporte mundial, pero a lo largo de su carrera las lesiones lo fueron degastando. Tras su retiro hoy en día sigue ligado al deporte como entrenador.

  • Publicado por: Matías Méndez
Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search