• 10 consejos para los que este 2020 se atreverán a dar el paso a los ultramaratones.

1) Cuando uno empieza debe elegir la distancia. No me puedo largar a correr 100km si antes no pase por distancias previas que se inician en 10, 21 y maratón. Uno debe ir de menor a mayor. Nunca largarse a la aventura porque correr un ultra de 50 es muy distinto a correr uno de 70 y ni hablar de más kilómetros.

2) Es clave el entrenamiento porque es la medida que indicará si estás en condiciones de correr una distancia tan larga. Esa es la clave del éxito. Eso te garantiza llegar, si no sucede nada extraño.

3) Largar tranquilo. No quemar de entrada. Ir regulando. He visto corredores que largan muy rápido y cuando hay que definir la carrera en el km 40 o 50 se vienen abajo. Eso significa confiar en uno, en lo que entrenó y no meterse en la carrera de otro, no correr al ritmo de otro porque se puede pagar.

4) La logística es determinante. Una logística en función de la distancia y de la comida y la hidratación que uno lleve. Saber cada cuánto hay que hidratarse. Siempre probar previamente todo, nunca hacerlo durante la carrera.

5) Ganar experiencia. Uno, cuando empieza, suele cometer muchos errores. Aprender de esos errores es haber mejorado y eso excede el resultado que tenga en la carrera. Aprender de todo, siempre.

6) La vestimenta, el calzado y el equipo que se va a usar. Nunca estrenar algo nuevo. El calzado debe ser cómodo según el terreno. Es distinto el calzado que se usa en un ultra de pista al que se usa en una carrera de montaña que tiene mucho desequilibrio por más que parezca plano. Eso desgasta mucho los músculos. Por eso es central saber en qué terreno se va correr. Los chalecos son cada vez cómodos, pero hay que saber si es cómodo en un fondo muy largo, no en uno de 20 kilómetros. Cuando uno corre pocos kilómetros el cuerpo tiene menos roces, lógicamente. Pero cuando corre distancias ultra, el cuerpo siente la fricción y eso puede convertirse en un gran problema.

7) Correr, entrenar en lugares parecidos a los que voy a correr. Imaginar, investigar, preguntar. Es muy distinto correr en asfalto que hacerlo en un terreno sinuoso donde la velocidad tiene otra incidencia.

8) El descanso previo a la carrera. Pensar que eso puede colaborar en el resultado.

9) Tener una actitud positiva. Cuando vas a largar sabes que vas a sufrir. Es así. Y prepararse para eso es entender lo que viene.

10) Cuando se llega a la meta es tratar de acordarse de que estés ahí, cruzando el arco. Agradecer a la familia a la que le quitaste tanto tiempo, a los amigos que te ayudan, que te alcanzan el agua en un fondo largo. La carrera la corremos solos, pero todo lo previo lo hacemos en equipo.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search