Estudios

¿Por qué los corredores mordemos las medallas?

Cada fin de semana, vemos un sin fin de fotos, de corredores en distintas corridas, de distintas distancias mordiendo sus medallas de competencia. Pero, ¿De donde viene esta tradición?

Históricamente, la práctica de morder el metal parece tener sus raíces en la falsificación de dinero. Los administradores de dinero mordían las monedas para probar su autenticidad.  El oro es un metal relativamente suave y muestra su desgaste cuando está muy usado.

Según David Wallechinsky, presidente de la Sociedad Internacional de Historiadores y co-autor de “El libro completo de los Juegos Olímpicos”, el hecho de morder no solo la medalla de oro, sino también la de plata y la de bronce se ha convertido “en una obsesión para los fotógrafos que lo ven como una fotografía que se puede vender. No creo que los atletas lo hagan voluntariamente”.

En el deporte, la imagen se popularizo en los Juegos Olímpicos de invierno de Vancouver de 2010, cuando una atleta alemana se estropeó la comisura de los dientes en el momento en el que mordía su medalla de plata. Este hecho se convirtió en una de las anécdotas más sonadas de los Juegos Olímpicos de ese año.

Este fenómeno, no solo es realizado por los atletas, ya que el tenista Rafael Nadal, muerde los trofeos que gana desde el 2005. Hasta ese momento lo normal en muchos deportes, era que los deportistas besaran los trofeos.

En términos simbólicos, morder una medalla significa adueñarse, apropiarse de algo tan deseado.

La práctica lleva unos cuantos años y ya se popularizó. Y los jóvenes que crecieron viendo a sus ídolos morder las medallas, hoy los imitan.

Previous ArticleNext Article

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search