• Ganó la maratón de los Juegos Olímpicos 1960 tras correr los 42 kilómetros descalzo. Fue la revancha de su pueblo, justo en el punto de partida de las tropas fascistas a Etiopía. Y fue el triunfo del no marketing: las zapatillas de marca no entraban en sus pies duros.

El maratón de los Juegos Olímpicos de Roma, realizado el 10 de septiembre de 1960, constituyó un capítulo histórico en esta disciplina.

El triunfador fue el etíope Abebe Bikila, quien estableció el récord mundial con 2h15m16s2, corriendo descalzo.

Se considera que esa es la fecha de despegue del atletismo de fondo que –principalmente con Etiopía y Kenia- mantiene desde entonces la hegemonía a nivel mundial.

Bikila retuvo el título olímpico cuatro años más tarde en Tokio, batiendo nuevamente el récord con 2h12m11s2, siendo el primer atleta en conseguir ese doblete (luego igualado por el alemán Waldemar Cierpinski en 1976-1980).

Los Juegos de Roma congregaron a de cinco mil deportistas, prefigurando la era del “gigantismo” olímpico. En total, eran 4.738 hombres y sólo 610 mujeres, procedentes de 83 países, y se profundizaba la lucha entre Estados Unidos y la Unión Soviética por la supremacía en el medallero, instalada desde los Juegos de Helsinki ocho años antes y enmarcadas como otro capítulo de la Guerra Fría.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search