Una prueba que exige una fortaleza física y mental elevada, es correr un maratón y por ello son pocos los jóvenes corredores que se atreven a desafiarla.

Budhia Singh, nació en 2002 en Bhubaneswar una ciudad de India, en el seno de una familia muy pobre que en el año 2004. Su padre murió y su madre se vio obligada a venderlo por 800 rupias (algo así como 15 dólares) para luego quedar a cargo de Biranchi Das, un entrenador de judo y administrador de un orfanato.

Biranchi, descubrió la capacidad deportiva de Bhudia Singh casi por casualidad. Un día decidió castigarlo obligándolo a correr dando vueltas en un patio hasta que él le avisara. Biranchi se olvidó de Bhudia y al regresar a buscarlo luego de 5 horas, el niño continuaba corriendo.

Desde ese día, el niño comenzó a entrenar para correr maratones con el objetivo de convertirse en un corredor olímpico y a la corta edad de 4 años ya había participado de más de 48 maratones, lo que generó una gran difusión mediática del niño, quien fue rápidamente apodado como el “niño maratón”. Budhia se convirtió en una celebridad a escala internacional cuando completó una carrera de 65 kilómetros a los cuatro años.

Se diría que es un abuso a la infancia disfrazado de espectáculo; organismos estatales y no oficiales protestaron por lo que ocurria con Budhia Singh y avisaron cuánta salud puede perder mientras gaste su cuerpo a destiempo; le hicieron un examen y estaba desnutrido y con falta vitamínica. Budhia ha aparecido ya en anuncios televisivos y a su entrenador Biranchi Das se le ha acusado de explotador y torturador. El niño debió ser retirado de su guarda y entregado nuevamente a su madre.

En 2011, HBO produjo un documental llamado Marathon Boy donde muestran el seguimiento que durante 5 años realizaron de la vida de Bhudia Singh. La película “Marathon Boy” (2011) fue nominada a un Emmy.

Actualmente en su Fan Page de Facebook (https://www.facebook.com/Budhia-Singh-132498553470737/), donde además de subir fotos de Budhia, se informa que en enero de 2016 podrá comenzar a competir legalmente en maratones.

Sin dudas una historia fuerte, pero que abre el debate, ¿a qué edad un niño debería empezar a correr?

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search