Luego de haber corrido el año pasado la Maratón de Nueva York, mis planes habían sido dedicar el primer semestre a mejorar mi tiempo en 21k y luego prepararme para el segundo semestre correr la Maratón de Chicago, pero luego me di cuenta de que, con el tiempo que tenía, existía la posibilidad de que en la Maratón de Santiago consiguiera algún lugar entre las chilenas, lo cual me permitiría obtener parte del dinero que necesitaba para ir luego a la Maratón de Chicago.

Con todo esto en mente, fue que comenzó mi preparación para la Maratón de Santiago, lo cual en un inicio no fue fácil, ya que sentía que aún no me recuperaba bien de la Maratón de Nueva York, y los turnos de noche eran para mi más cansadores aún (me costaba mucho dormir en el día por el calor del verano, así que esas semanas terminaba muy agotada). Es por eso que mi meta era sólo poder mantener lo que había conseguido en mi última maratón, ya que con ese tiempo sería suficiente para obtener lo que quería.

Sin embargo, a finales de febrero, y luego de una semana de vacaciones, comencé a sentirme mejor, lo cual fue evidente cuando conseguí hacer mi mejor tiempo en la Media Maratón de Santiago 21K, lo cual me dio confianza para intentar bajar, aunque fuera por algunos segundos, la barrera de las 3 horas. Así que continué entrenando de acuerdo al plan, y confiando en el proceso.

El día viernes previo a la maratón, lo pedí de vacaciones, porque sentía que necesitaba descansar bien para ese día, y me dediqué a realizar prácticas de Mindfullnes que estoy de a poco tratando de incorporar (¡deberían intentarlo!), y me sentía bien, tranquila, y confiando en toda la preparación.

¡Y llegó el día de la maratón! Me desperté un poco antes que sonara la alarma, lo cual fue lo positivo del cambio de hora. Y desayuné como lo había practicado para los largos de 30K. Ya en paseo Bulnes, en la carpa del Team, posamos para las fotos previas con los amigos, los que correríamos los 42K, antes de que partiéramos todos juntos a encajonar.

Esta vez pude encajonar bien gracias a unos cupos de Air France, así que ya cerca de la línea, esperando a partir. Cuenta regresiva, y allá vamos! Si bien el primer kilómetro salió un poquito más rápido, no fue exagerado como en otras oportunidades y sirvió para hacerse camino al principio. Luego siguí el ritmo lo más cercano a lo planificado, ya que en esta oportunidad, quería evitar hacer lo de otras veces, que es partir muy rápido y terminar muriendo, habiendo bajado mucho el ritmo respecto al inicial. Y creo que eso me resultó bastante bien.

En el camino iba concentrada, contando la respiración y mirando a la gente. Me gusta mucho que hayan personas que se levanten un domingo y salgan a la calle para ver algo así, da mucho ánimo.

En el camino me encantó ver gente conocida, al primero que vi en Av. Matta fue mi novio, que cruzó desde la Alameda hasta Av. Matta para alcanzar a tomarme algunas fotitos, y luego lo vi otra vez por detrás del Costanera. También hubo mucha gente del Team apoyando durante este recorrido, ya sea en bici, acompañando algún tramo al trote y dando gritos de ánimo en algunas partes del camino. También vi en la parte de Vespucio a más gente conocida entre los espectadores. Creo que esta es la mejor parte de correr en casa, ya que al correr fuera no están las caras conocidas durante el camino.

Si bien hizo calor, y no niego haberlo sentido, y haber llegado a cada punto de hidratación mirando quien tenía más agua en el vasito para poder coger ese y tomar todas las esponjas con agua que me ofrecieron en el camino, no fue ese el foco que había en mi mente durante ese día, sino en cómo me iba sintiendo, en mantener el ritmo que llevaba y aguantar hasta el final, porque sabía que podía lograr mi objetivo si seguía así. Ya en los últimos kilómetros por la Alameda, aunque costó, pude apurar un poco, y quizás la fuerza también salió de los gritos y apoyo de parte de amigos del Team que me acompañaron parte de ese tramo y a toda la gente que se pone en el camino, ya que en la Alameda es donde más público hay y donde gritan con más fuerza, y también, aunque no los pude ver, sabía que mis padres también estarían en algún lugar de ahí viéndome llegar.

Al ir llegando, vi el tiempo y sabía que había logrado bajar de las 3 horas, por lo que me sentía feliz, y me encanta que haya habido fotos que reflejen ese momento. Y bueno, ¡también había logrado conseguir un lugar en el podio de las chilenas! Logrando así parte de lo que necesito para mi objetivo del segundo semestre que es la Maratón de Chicago. ¡Así que ahora, a entrenar!

Al llegar a la meta, erróneamente me mencionaron como la “primera chilena”, pero luego se dieron cuenta que Johanna Rivas había llegado antes, ya que el caballero que estaba en la línea de meta no la conocía. Y menciono esto, porque creo que deberían haber averiguado antes qué maratonistas destacados del país habría en el evento, ya que Johanna debió haber encajonado con el grupo elite.

Cuando corrí mi primera maratón, terminé con el objetivo de buscar el tiempo para Boston, cuando conseguí eso quise ir bajando mi tiempo y pensaba que quizás algún día podría bajar las 3 horas, y luego de Nueva York vi eso como algo ya cercano, y siento que lo logré mucho antes de lo que lo había imaginado antes.

Doy las gracias a mi Team, de verdad que su apoyo durante la preparación y durante la corrida son muy valiosos para mí y creo que para todos los que participamos ese día, donde vi cómo Carlos, el entrenador, esperó hasta el último integrante del Team que llegó a la meta, y eso es lo mejor de todo, ¡todos llegamos a la meta!

También quiero agradecer a The Ratnavali Center, por lo que he estado aprendiendo este último tiempo sobre mindfullnes, a entrenar la mente, lo cual es una herramienta poderosa para poder sentirse bien y vivir en el presente. Si no hubiera logrado mi objetivo, de todas maneras mi percepción habría sido distinta a lo que podría haber sido antes.

Ahora con todo para el próximo desafío: Maratón de Chicago!

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search