Me inscribí como en octubre para los 21k del Maratón de Santiago. Nunca en mi vida había corrido, desde septiembre 2016 a marzo 2017 he estado solo en 4 corridas entre 7k y 10k, pero sin entrenar, de puro patuda!! Así que me inscribí a los 21k suponiendo que iba a entrenar y al final no hice nada, solo gym y entrenamiento funcional, pero es muy distinto a salir a correr a la calle. Hace menos de una semana me metí a un grupo de entrenamiento de running (FRONTT, full recomendado!!), y mi entrenador me dijo que fuera al maratón pero por los 10k, porque como no estaba entrenada, me podía lesionar o morir en el intento, así que partí a correr los 10k el domingo.
Bueno llegue al maratón, y después del calentamiento me fui a la partida y cuando ya estaba muy adelante, con 7.000 personas atrás a lo mejor, imposible moverme, escucho a una niña de al lado que dice “quien me manda a correr 21k” y yo la miro y le digo, esta es la partida de los 21k? Y me dice si, a 4 minutos de partir. Bueno nada que hacer dije, si todos los que están aquí lo pueden hacer, porque yo no! Partimos, a mano derecha veía corriendo a los de 10k donde debería haber estado yo, no sabía si ponerme a llorar o reír!
Seguí adelante, no me atreví a ir tan rápido ni poner toda mi energía, porque como nunca había corrida más de 10k no sabía hasta dónde podía llegar ni a que ritmo ir. Ya al 16km sabía que iba a terminar y así fue, llegue a la meta 2:08 hrs., con entrenamiento me irá mejor supongo!
La experiencia fue buenísima, el ánimo que te da la gente en todas las esquinas increíble!! Y vamos por la maratón 2018, entrenada eso sí! Pero soy una convencida que esto se trata de mitad entrenamiento y la otra mitad pura cabeza. Creo que todos debemos hacer por lo menos una maratón antes de morir!

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search