Chris Gommlich, tiene 56 años y se hace llamar “The Running Suit Guy” (el muchacho que corre en traje”). Trabaja en una inmobiliaria todos los días, en Long Island, Estados Unidos y es corredor desde hace 20 años, aunque hace unos 10 años genero su pequeño “negocio”.

Todo comenzó cuando Gommlich corrió una carrera disfrazado de Indiana Jones (le encantaba usar ese disfraz para Halloween, así que pensó que sería divertido usarlo en las carreras). La idea fue llamativa en las pequeñas carreras de la zona, por lo que captó la atención no solo del público sino también de la prensa local, que no estaba tan acostumbrada a los disfraces en carreras comunes 10 años atrás.

Entonces decidió correr con ropa de oficinista cubierto por varios avisos publicitarios. Gommlich fue puerta a puerta en Long Island ofreciendo su servicio de “publicidad ambulante en carreras”. Los primeros en “prenderse” a la idea fueron una Clínica de fisioterapia y un restaurante.

Hoy cuenta con un sitio web www.therunningsuitguy.com y se estima que alrededor de 40 empresas han comprado espacio publicitario hasta ahora.

¿Valores? un parche de aproximadamente 15 x 23 centímetros tiene un precio de 495 dólares por carrera. Mientras que uno de aproximadamente 5 x 10 centímetros, cuesta 295 dólares y el servicio incluye el reparto de volantes de los negocios, hecho por el mismo Gommlich. Gana hasta 3.000 dólares en cada competencia.

Pero no todo es negocio, también promueve diversas organizaciones benéficas como Smile Train, el Fondo de Investigación del Cáncer de Mama Carol M. Baldwin, y la Fundación Make-A-Wish.

La mayoría de las pruebas en las que participa, son de 10 y 5 kilómetros y por lo general, trabaja en las carreras todos los fines de semana.

Gommlich asegura que al público “le encanta apreciar la creatividad de la idea. Desde un principio pensé que habría gente dispuesta a pagar por la atención que genera”.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search