Nos reunimos con Sacha hace casi 2 semanas. La estudiante de cuarto año de Nutrición y Dietética en la Universidad Bernardo O’Higgins, de 23 años, nos habló de todo, en una muy grata conversación.

La atleta comenzó a correr a los 15 años. En su inicio, lo hizo solo por acompañar a un grupo de amigas, pero con el tiempo ellas se retiraron y siguió sola. Su profesor del colegio fue quien la aconsejo de buscar un lugar donde entrenar un poco más en serio. Fue ahí cuando decidió ingresar a la Escuelita de la Universidad de Chile.

Al pasar de nivel, se encontró con quien hasta hoy es su entrenador, Mario Rodríguez. Aun entrena en el Club Universidad de Chile, aunque en las competencias representa a la Universidad Católica.

Sacha cuenta con el apoyo de su universidad, quien le entrega una beca (60% del arancel). Esa fue una de las razones principales por las que opto por estudiar en la Universidad Bernardo O’Higgins, ya que se lo informaron las condiciones al momento de la matrícula, algo que no pasa en otras casas estudiantiles. Esta transparencia de su universidad ha influido positivamente en el aumento de corredores dentro de la universidad, donde hoy están muchos más representados que cuando ella ingreso.

Valora mucho el esfuerzo que su casa de estudios ha realizado por ella, ya que le mantuvo el apoyo, incluso un año que estuvo lesionada, algo que le facilito cumplir con los plazos de recuperación.

El mismo apoyo, ha sentido de la mayoría de sus profesores, cuando le ha tocado competir en periodos de prueba, como el año pasado, en una competencia llamada el paso Las Leñas.

También hay un esfuerzo familiar importante para poder enfrentar los gastos de estadías y entrenamientos y es donde su familia siempre ha estado presente.

Este año, se sumó HCK Health Center Kinesiología y está feliz, ya que le ayuda a realizar acciones preventivas y no solo asistir cuando hay lesiones. Sasha lo recomienda principalmente realizarse algún masaje, ya que después se lamenta. Este apoyo le ha permitido no tener que parar tanto este año y a mejorar su rendimiento.

No ha buscado otros auspicios, ya que aún “no se cree el cuento”. Espera terminar su carrera para dedicarse durante un tiempo a tiempo completo y ahí buscar apoyos. Siente que las marcas hoy apoyan a quien está consiguiendo objetivos, pero cree que falta veedores que capten nuevos talentos y los apoyen desde su inicio, para lograr conseguir objetivos.

Este año ha competido mucho más en pista, pero le gusta correr en calle, por la energía que le entrega la gente. Correr es un deporte muy solitario y la calle lo hace más divertido. Le encanta lo que pasa con el fenómeno del running. Cree que la gente se está preocupando más de su salud. Sin embargo, este año ha dejado de participar en calle, debido a lesiones, además, que, por su beca en su universidad, está condicionada a sus marcas en pista.

Sasha pololeo por tres años con un conocido atleta, lo cual fue una gran experiencia, ya que siente que apoyaban mucho. Entrenaban juntos y organizaban el calendario de carreras. Cuenta que, si no hubiese corrido, no hubiese entendido todo lo que pasa con un atleta, el cansancio, el aislarte de algunos eventos sociales, por las competencias.

El futuro próximo es terminar la competencia universitaria, donde está clasificada en 1.500, 5 mil y 10 mil metros, donde competirá el próximo 3 y 4 de noviembre. También comenzar con el plan básico, para ojalá competir en los 21K del Maratón de Santiago 2017. Ya que el único 21K que ha corrido hasta la fecha, es el año 2013 en Buenos Aires.

Su meta más que lugares, son bajar sus propias marcas. Hoy su registro en 5 mil es de 20:36, marca que bajo este año y en 10 mil de 42:32.

También le gustaría correr algún día un maratón (hasta la fecha no ha corrido nunca uno) y volver a correr en Europa, ya que corrió en Austria y le encanto.

En lo más lejano le gustaría dedicarse a la nutrición deportiva, dentro de un equipo multidisciplinario, más orientado a la estrategia del atleta y a conseguir objetivos deportivos.

Para el cierre, nos dejó una gran anécdota. Se ríe en las carreras cuando le toca pasar a hombre, ya que se sienten como ofendidos y ella nota que suben el ritmo. A veces, también siente que los hombres ven que los va a pasar y la bloquean.

Muy simpática nuestra amiga Sasha, mucho éxito en todo lo que viene.

Howdy,
Buy Premium Version to add more powerful tools to this place. https://wpclever.net/downloads/wp-admin-smart-search